Cine: El Código Enigma

El Código Enigma

El Código Enigma

“A veces son las personas de las que nadie se imagina nada, las que pueden hacer cosas inimaginables”

Quizás lo más interesante de esta genial historia basada en la biografía de Alan Turing (The Enigma, de Andrew Hodges) sobre el hombre que inventó los computadores para descifrar los códigos de comunicación nazi y terminar con la Segunda Guerra Mundial, no sea sólo la notable inteligencia del protagonista, sino también los detalles que rodean la vida de una persona extraordinaria y las marcas que van quedando, por ejemplo, con experiencias fuertes como el bullying escolar y más tarde en su vida, con la discriminación por su homosexualidad.

Ocurrieron muchas cosas para que hoy yo escriba en una máquina sin la cual ya prácticamente nadie concibe la vida. Hay que empezar diciendo que Turing tenía síndrome de Asperger, una condición que suele existir de la mano con un alto nivel de inteligencia, una comprensión literal de las cosas y un comportamiento social diferente, a ratos desconcertante o inadecuado. Cuando decide dedicar sus días a una novedosa idea que defiende porque cree profundamente en su potencial, dispuesto a protegerla sin importar las consecuencias, podemos ser testigos de la potente convicción con la que vive alguien que se sabe dueño del poder de cambiar el mundo para siempre.

El Código Enigma (The Imitation Game) ganó el premio Oscar al mejor guión adaptado y se ha estado cuestionando intensamente -y a buena hora-, las decisiones de quienes entregan estos premios, en parte porque no reconocen la calidad de los trabajos y en parte porque insisten en estimular creaciones que, sin ser negativas o derechamente basura, nada dejan o de nada sirven al público general. Afortunadamente, esta vez el premio es muy merecido, porque cada frase de cada diálogo compone la perfecta imitación de lo que podría ser conocer y conversar con un hombre absolutamente brillante, que además y contra todo pronóstico, esconde un gran corazón.

La impecable actuación de Benedict Cumberbatch como el protagonista, nos hace creer que no todo el cine se ha vuelto apenas un pasatiempo y que hay interpretaciones que aún pueden despertar nuestro interés por el conocimiento y la historia, y por valores como la amistad y la lealtad, y hacernos reflexionar sobre cuánto nos falta aún para hacer que este mundo camine derecho.

Trailer de El Código Enigma:

Anuncios


Categorías:Cine

Etiquetas:, , , , , , , , , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: