El desafío de aprender a comer

La pirámide alimenticia, los veganos, el medioambiente, el negocio del sistema y el sufrimiento de los animales, hoy son factores obligados a considerar a la hora de elegir nuestra alimentación. Pero además, nadie nos enseñó a comer bien y la falta de tiempo para cocinar, junto al aumento de enfermedades a medida que se cumplen años, nos obliga a poner ojo en el asunto.

Hay medidas que son clave para nuestro bienestar pero que no nos fueron enseñadas, aunque hoy se habla de nutrición mucho más que hace 15 años. Pero cada caso es diferente; abundan las alergias alimentarías, la intolerancia a la lactosa, la resistencia a la insulina, la diabetes, el cólon irritable, lsupermercadoa constipación, etc., y hay que agregar los almuerzos rápidos en el escritorio, el sandwich de paso o las comidas demasiado tarde en la noche.

Parece inevitable replantear todo lo que hacemos para llevar un plan de alimentación saludable, que evite dolencias y enfermedades y sea amigable con los animales y el medio ambiente.

La semana pasada, la multimillonaria cadena Mac Donald`s perdió una demanda del chef Jamie Olvier, quien demostró los efectos perjudiciales de cómo se hacen las hamburguesas, tras lo cual la franquicia anunció que cambiará la receta. Olvier aseguraba que “esa carne es vendida como alimento para perros, pero después de pasar por un proceso tóxico, se le sirve a humanos”.

Vivimos rodeados de mensajes sobre alimentación que buscan un negocio y no necesariamente nuestro bienestar. Si una cajita que se llama “feliz” es veneno, ¿qué se puede esperar del resto? Los productos sanos son el doble de caros que los chatarra y si no comemos bien nuestro cuerpo colapsa, sosteniendo a los millonarios sistemas de farmacéutica y salud, que no ganan nada informando correcta y oportunamente, menos previniendo.

Hay estudios universitarios recientes sobre la leche, que apuntan a su bajo nivel de absorción de calcio en el cuerpo, es decir, todo lo contrario a lo que se nos ha dicho durante décadas. La explicación sería que para que el cuerpo absorba el calcio de la leche, ésta debe tener también magnesio, un mineral con el que sólo cuenta en cantidades reducidas. (Último estudio de Harvard elimina la leche de la pirámide alimenticia. *Más sobre la leche al final de la nota http://www.hsph.harvard.edu/nutritionsource/healthy-eating-plate/).

Al mismo tiempo, en las industrias, las vacas son pergb.3.400000.108000.2.1986manentemente mantenidas en estado de embarazo, lo que es considerado maltrato por los grupos protectores de animales, y son separadas de sus hijos al nacer, para que la leche de ellos pueda ser vendida a nosotros. Además, ya está comprobado que los gases de efecto invernadero que producen las vacas son los principales destructores de la capa de ozono.

Así las cosas, ¿qué hacer?

Para aclarar un poco el panorama, conversamos con Pamela Bunney, nutricionista experta en enfermedades crónicas no transmisibles y diplomada en ejercicio de nutrición y salud:

¿Qué es comer bien?

Comer bien es un equilibrio entre el aporte energético procedente de hidratos de carbono (50-60%), proteínas (12-15%), lípidos (25-30%), vitaminas y minerales que se logra con una dieta donde se incluyan los diferentes grupos de la pirámide alimentaria.

Lo ideal también es fraccionar la alimentación; cuatro comidas principales y dos colaciones, incorporando al menú alimentos ricos en fibra, verduras, frutas y agua en abundancia (6-8 vasos diarios). Para mayor salud, se debe agregar actividad física mínimo tres veces por semana, de preferencia ejercicios aeróbicos como nadar, correr o andar en bicicleta  y pasar menos tiempo frente al computador o televisor.

Conocer el propio cuerpo y sus reacciones también sirve para tomar las medidas adecuadas, sobre todo si se tiene alguna patología de base, como la diabetes, o si alguien no puede comer azúcares simples. Por ejemplo, en el caso de un paciente que sufre de constipación, éste debe aumentar en su alimentación alimentos ricos en fibra.

¿Cómo batallar contra la comida chatarra?

Si bien existen muchos lugares donde se vende comida chatarra, también hay cada vez más opciones de comida saludable, aunque el costo escomer bien piramide algo mayor. Recomiendo siempre llevar comida desde la casa a los trabajos, independiente que se tenga derecho a colaciones, porque siempre van a ser más chatarra que lo preparado en el hogar. Y siempre andar con una fruta, un yogurt dietético, un paquete de galletas de salvado de trigo o una barra de cereal para comer en caso que no tengamos tiempo para almorzar o simplemente como una colación.

¿Qué medidas o tips son útiles para comer bien?

La educación en alimentación y nutrición es primordial para poder seleccionar la comida más saludable, porque si no sabes cómo alimentarte es muy difícil poder elegir lo que necesitas. Debemos tener en cuenta primero la calidad, ya que no es lo mismo una leche descremada que una leche entera. Luego, la frescura, ya que de lo contrario se corre el riesgo de contraer una enfermedad o no aprovechar bien los nutrientes del producto.

En cuanto al horario, es importante tener un esquema que considere cuatro comidas y dos colaciones diarias con horarios establecidos para no comer entremedio y evitar la ansiedad. Pero la cantidad es lejos lo más importante, porque no es lo mismo comer tres tazas de arroz al almuerzo que comer ¾ taza. Aquí aumenta la importancia de visitar a un nutricionista, para aprender a medir la comida y conocer las necesidades alimentarias que existen en la persona.

Aumentar el consumo de alimentos ricos en fibra, como arroz integral, fideos integrales y pan integral, comer alimentos con poca sal, evitar azúcar, dulces, bebidas y jugos azucarados, evitar las frituras y alimentos ricos en grasas, comer cinco veces al día verduras y frutas de distintos colores (cada color aporta sus propias vitaminas y minerales necesarios para nuestro organismo), tres veces al día consumir lácteos bajos en grasa, elegir carnes con poca grasa como huerto-urbano-compartidopollo, pavo y pescado, limitar carnes rojas y comer legumbres al menos dos veces por semana.

También, leer y comparar las etiquetas de los alimentos y preferir los que tengan menos grasas, azúcar y sal (sodio).

¿Qué tipo de sal elegir?

Se ha encontrado que tanto la sal normal como la de mar contienen 100% de cloruro de sodio y son igualmente dañinas para la salud si se les consume en exceso.

Aprender a comer bien, ¿es algo que se debe enseñar en los niños en los colegios o es tarea de los padres?

No se enseña en los colegios porque los profesores saben muy poco de nutrición, por eso es necesario que dentro de la malla curricular de pedagogía existan ramos de alimentación y nutrición. Los padres son el reflejo de cómo serán los niños, son el ejemplo. En la casa se debe comer siempre sano y enseñar a comer todos los grupos alimentarios. Si un niño recibe por lo menos tres veces un alimento, debería aceptarlo para siempre.

¿Se puede comer bien con bajo presupuesto?

En Chile es muy difícil comer sano a bajo costo y ese es uno de los mayores obstáculos para una buena nutrición. Una opción es tener huertos en la casa, pero eso no suple todas las necesidades. Es necesario reformular las políticas alimentarias como en otros países, que para lograr reducir la obesidad infantil se bajaron los precios de los alimentos saludables y aumentaron los precios de los alimentos no saludables o ricos en azúcares y grasas.

_M1T9128

Pamela Bunney, nutricionista.

En los dos últimos años la aparición de productos sin lactosa sale a cubrir una demanda que parece en crecimiento, ¿existe una edad para dejar de consumir lácteos o depende de cada persona?

La lactosa es un tipo de azúcar que se encuentra en la leche y otros productos lácteos. El cuerpo necesita una enzima llamada lactasa para digerirla. La intolerancia a la lactosa se presenta cuando el intestino delgado no produce suficiente cantidad de esta enzima, algo que ocurre principalmente en adultos. La opción de tener leche sin lactosa es muy adecuada para estos pacientes porque permite seguir consumiendo lácteos, que aunque no ayudarán a generar depósitos, si puede mantenerlos.

¿Y qué opina sobre el consumo de leche de vaca y sus efectos en el organismo?

No hay aún estudios científicos serios que indiquen que el consumo de leche sea perjudicial para el ser humano. La leche sigue siendo la principal fuente de calcio. Una opción son las leches de avena, de soya o almendra, pero no significa que la leche de vaca sea mala.

*Si quiere saber más sobre el consumo de leche, compartimos un capítulo del programa “¿Qué comes?” de TVN:

http://www.24horas.cl/programas/quecomes/article1632242.ece

 Pamela Bunney, nutricionista: pamebunney@hotmail.com.

 

Anuncios


Categorías:Notas y Entrevistas

Etiquetas:, , , , , , , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: