Por qué perdonar

Enciende una luz y ya no habrá oscuridad.

 

A veces cargamos con historias que nos cuesta superar, donde no sólo se hace necesario aprender a perdonar a otros, sino también a nosotros mismos. Dicen que el perdón es la venganza de los fuertes.

The-Railway-Man2

Escena de “The railway man”.

En la impresionante película “The railway man” (“Un pasado imborrable”), basada en hechos reales, un soldado inglés es torturado por un soldado japonés, lo que deja huellas en él para el resto de su vida, por lo que años después decidirá buscarlo para enfrentarlo.

En la vida real, ambos murieron hace unos pocos años y seguramente lo hicieron en paz, tras haberse perdonado mutuamente. Es más, se convirtieron en grandes amigos hasta sus últimos días.

La pregunta sobre el poder del perdón, se abarca también en el documental The Big Question (disponible en Amazon), donde se entrevista a diferentes líderes espirituales, filósofos y escritores sobre cómo perdonar, por ejemplo, a alguien que mata a tu madre o viola a tu hija, cosas que pasan todos los días en el mundo.

Uno de los entrevistados dice que el perdón no se lleva a cabo sólo con decir ciertas palabras o conversar con la persona a la que se desea disculpar o pedir disculpas, sino que sería más bien una actitud y decisión personal que nace del deseo de soltar la amargura desde el corazón. Así, cada persona podría ahora mismo decidir perdonar o pedir perdón, liberándose de un peso que puede arruinar su vida hasta límites infernales.

Todos tenemos, en mayor o menor medida, resentimientos hacia otros o incluso hacia Dios por hacernos víctimas de cosas negativas y que han opacado nuestra existencia, pero a la vez somos responsables de causar desdicha a otros, consciente o inconscientemente,  y probablemente lo haremos hasta el día en que dejemos este mundo y ya no podamos realizar actos que causan diferentes efectos, entendiendo que siempre hay alguien que puede salir dañado. También, hay quienes desean pedir perdón a personas que ya no están y la culpa los ahoga por no haberlo hecho a tiempo.

Otro de los entrevistados en el documental, plantea la idea iluminadora de que todo victimario fue víctima alguna vez, algo que suena obvio pero que no se trata de una justificación. Si bien podría ser necesario abrir la mente para entender la idea, consta de una realidad simple y natural, donde, por ejemplo, cada criminal fue primero un niño inocente, un pequeño ángel por así decirlo.descarga (2)

Pues es a ese ángel al que se le perdona cuando se perdona de verdad, sin importar lo que sucedió en su vida, las decisiones que tomó o los factores de ambiente o genética que lo hicieron comportarse de cierta forma. Lo mismo corre para pedir perdón. Es ese niño puro y sin contaminación que vive dentro de nosotros, el que desea genuinamente remediar el mal ocasionado.

Si uno logra ponerse en contacto con esa inocencia interior, sería imposible no vivir desde el perdón, ya que somos por esencia seres espirituales bondadosos y llenos de amor, insertos en un mundo de desafíos y dualidades, en el cual nos caemos y levantamos, llenos de cicatrices, como guerreros.

Si no es desde ese lugar, no podemos dejar ir el odio. Como dice el soldado torturado de la película: “llega el momento en que el odio tiene que parar”. Ese momento es cuando nos volvemos hacia nuestro corazón y decidimos conscientemente conversar con nuestra inocencia, que permanece escondida pero que nos habla, diciéndonos que cuando elegimos el perdón ya no queda lugar para el odio.

Anuncios


Categorías:Columnas

Etiquetas:, , , , , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: