Teatro: La hija de mi papá

TM2

Trinidad y Daniela tienen el mismo padre pero se conocen por primera vez en el funeral de éste. Más tarde, Trinidad, la hija reconocida y que creció con privilegios, visita a Daniela, una trabajadora de supermercado, con el pretexto de querer devolverle las cartas que ella escribió a su padre durante años, aunque su verdadera motivación será conocer más sobre la relación que mantenían.

El padre nunca dejó de ver a Daniela, pero no le dio la misma vida que a Trinidad. Una historia que se mete en la intimidad de las relaciones familiares reflejando una realidad social bastante común; la doble vida de un hombre que lleva a dos medias hermanas a conocerse ya de adultas.

Milena Bastidas, interpretando a Trinidad, y Catalina Gallardo, en el rol de Daniela (hijas de los actores Rodrigo Bastidas y Josefina Velasco, respectivamente) atrapan con sus impecables actuaciones en un montaje que aunque básico y simple, no necesita nada más.

Es una producción independiente, bajo la dirección y guión del joven creador Nicolás Mena, que se concentra en una conversación en torno a una mesa, lo que podría resultar estático para los viejos estándares del teatro pero es justamente eso lo que permite centrar la atención en el contacto entre dos personas, sus palabras, movimientos y presencia, sin tanta distracción alrededor.

LA HIJA DE MI PAPA 1Hace tiempo que esos antiguos patrones de gritos exagerados, escenas sobre decoradas y líneas con palabras poco usadas ya no sirven para reflejar fielmente la realidad. Les costó, pero parece que ya lo están entendiendo los escritores, directores y actores.

Aquí resulta eso de que menos es más, quizás porque las historias familiares dolorosas no necesitan tanta música de fondo. Las dudas, resentimientos y temores guardados por años producen un eco mental que no da mayor espacio.

Sólo el cabello rubio de Trinidad marca un estereotipo determinado de mujer insegura pero fiel a las apariencias que le corresponden por su nivel social, algo que se hace necesario para el personaje. Uno sale de esta obra lamentando el clasismo intrínseco de nuestro país, pero recordando cómo es que se origina.

Real, directa y sincera, “La hija de mi padre” logra su objetivo con puro talento joven. Un gusto.

 

Del 2 al 31 de mayo en Lastarria 90 Duoc UC.

Jueves a domingo a las 19:30 horas.

Entrada general: $4.000 Estudiantes: $2.000 Jueves popular: $2.000.

Anuncios


Categorías:Teatro

Etiquetas:, , , , , , , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: