Cine: Tras la puerta

“Hay dos tipos de personas, las que barren y las que dan qué barrer. Jesús barría”.

 

Tras la puerta (The door), basada en la novela húngara del mismo nombre, muestra otro lado más de la actriz inglesa ganadora del Oscar, Helen Mirren, quien sostiene todo el film absolutamente sola, quizás como falla del mismo o como algo hecho a propósito por el director más reconocido de Hungría, Istvan Szabó.51Hop96WiJL

Pudo ser que Szabó haya querido rebalsar con la maestría de Mirren pero parece como si eso simplemente hubiese ocurrido, lo que resulta ideal para admirar el trabajo de interpretación de un actor a la vez y no de un conjunto, como suele suceder. Lamentablemente, por esto mismo, el todo no es tan bueno como la principal de sus partes, pero sigue siendo una historia notable.

Magda, una escritora con buen pasar, emplea a su vecina, Emerence (Mirren), para que la ayude con las tareas del hogar, lo que le permitirá escribir tranquila. Es 1960 en Budapest, la Segunda Guerra Mundial y el Holocausto han dejado huellas en el aire que se respira y el misterio que rodea a Emerence contribuye a mayor confusión en el ambiente del barrio.

Se trata de un personaje impensado si miramos la cartelera general, pero en buena hora; uno complejo, con pasado y con relieves. Una mujer arisca pero servicial, simple pero obsesiva. Apenas con un delantal y un pañuelo Helen Mirren la domina sorprendentemente, hace que la amemos y la odiemos y que su historia nos parezca tan fuerte como maravillosa.

La película ganó el premio de la audiencia Michael Curtiz el 2012, en el Hungarian Film Festival de Los Ángeles. Aunque a ratos el guión se enreda -no se entienden los giros y faltan explicaciones- y las pésimas actuaciones que rodean a la protagonista desconcentran, seguramente el público quedó prendado del personaje de Emerence porque quiso tratar de entender su carácter y tal vez muchos incluso sintieron ganas de abrazarla. O al revés, de cachetearla.

Es una pena que recién la podamos ver en Chile y que pase así con la mayoría de las producciones de calidad. Peor aún es que no se mantengan más de una semana en cartelera, mientras la cola para ver a súper héroes y catástrofes naturales digitalmente creadas llega hasta la calle.

Se ha perdido el interés por los personajes representativos, entrañables, impactantes o detestables en su sentido más real. De esos que la mente recuerda cuando el corazón siente. De los que los padres hablan a sus hijos o los abuelos cuentan a sus nietos. Emerence, sin duda, es uno de ellos.

Por: Matilda.

Trailer de Tras la puerta, en todos los cines:

Anuncios


Categorías:Cine

Etiquetas:, , , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: