Vidalazo, perdonazo

Para qué juzgar, ¿quién podría tirar la primera piedra en este país? Lo que hay que hacer es aplicar la ley y listo. Pero en Chile comienzan altiro las preguntas por el perdonazo, ¿cuándo o cómo es que dudamos de si debe o no el futbolista Arturo Vidal responder ante la ley después de estar involucrado en un accidente de tránsito?

Sabemos que la ley se aplicará (correcta o incorrectamente…aunque el padre de Emilia, quien inspiró la Ley Emilia que entró en vigencia hace 9 meses, dijo que ésta no se respetó), pero los medios de prensa y las redes sociales estaban ayer básicamente ocupados del perdón al rey del futbol, de la indulgencia que puede o no brindar el pueblo chileno.

16 de junio de 2015/BUIN Estado del automóvil  Ferrari de Arturo Vidal quien sufrió un accidente en el kilometro 25 del acceso sur a Santiago, el volante de la selección nacional se encontraba con la tarde libre de la concentración en Pinto Duran y debía regresar a las 23:00 horas, según las primera informaciones el jugador no habría resultado lesiones y su esposa con lesiones leves FOTO.FELIPE FREDES/AGENCIAUNO

El Ferrari de Vidal después del accidente.

Por ahí había ciudadanos que felicitaban la labor de Carabineros: “que bueno que se lo llevaron, que le hicieron el alcotest”. Pero es como obvio si ese es su trabajo, o ¿será que pensamos que ningún Carabinero quería realmente hacerle pasar el mal rato a Vidal de cumplir con la ley? ¿Que si uno mismo hubiera sido ese Carabinero, se la dejaba pasar?

Incluso el mismo Vidal le dijo a un uniformado: “espósame, pero te vas a cagar a todo Chile”. Un poco parecido a decir: “piénsalo, te estás equivocando”. ¿Quién se estaba cagando al país? ¿Él, que manejaba a toda velocidad porque iba atrasado y borracho para cumplir su horario laboral, y que estaba jugando en un casino en vez de estar viendo el partido que se jugaba a esa hora, o el Carabinero que cumplía su trabajo con una sobriedad notable? Está de más responder.

Las justificaciones siempre sobran; que es joven, que nadie lo preparó para la fama, que tuvo una pobre educación de base y hasta que necesita salir a tomar aire y distraerse porque su trabajo es muy estresante (como si el del resto no lo fuera). Por otra parte, hay quienes dicen que esto con el director técnico anterior de la selección nacional jamás habría pasado, porque él no hubiera permitido las salidas en plena concentración de un campeonato. Que lo mejor sería sacarlo del evento deportivo y marcar un precedente. Hay que recordar que si cualquier persona se ve involucrada en un accidente similar, no corre el riesgo de perder su trabajo, simplemente responde ante la ley que es igual para todos por definición; para los muy educados, los más o menos educados y los mal educados. Famosos y no famosos, en Ferrari o en Toyota.

Vidal tenía 1.2 grados de alcohol, lo que según información del Servicio Nacional para la Prevención y Rehabilitación del Consumo de Drogas y Alcohol (Senda) corresponde a 3 destilados o 5 copas de vino, pero lo primero que vimos de él fue un video donde aparecía diciendo que estaba bien y que lo ocurrido no había sido su culpa. Horas más tarde, salía llorando en una conferencia de prensa -con camiseta de selección puesta- pidiendo perdón a todo el país y asumiendo la total culpa del accidente.

150617182121_arturo_vidal_conferencia_prensa_llora__624x351_afp

Vidal pidiendo perdón en conferencia de prensa.

Inmediatamente Chile comenzó a preguntarse si habría que perdonar al culpable. No dejamos espacio para que los afectados decidan eso y caemos siempre en la manía de hacer vista gorda y practicar la amnesia voluntaria. Cuando obviamos las cosas así, demostramos cierto nivel de violencia para con nosotros mismos, poco amor propio o tal vez amor mal entendido por este ídolo insuperable.

¿Es porque elevamos a nivel de dioses a los futbolistas exitosos, que nos gustaría eximirlos de sus responsabilidades? Sin duda los ídolos del siglo son ellos, figuras admiradas y seguidas, en un movimiento planetario que sólo se puede comparar con la religión: el futbol (o correr detrás de una pelota). Pero la verdad es que lo mismo hacemos con los políticos, les olvidamos sus engaños, sus mentiras y los dejamos hacer y deshacer. Somos como tontos para el perdonazo.

Ojo, él le dice al Carabinero “te vas a cagar a todo Chile”, no dice “a todos los hinchas de futbol”. Vidal sabe cuál es su nivel de gloria, sin embargo juega con quienes se la dieron, en este caso todo un país.

De haber estado en un vehículo con menor seguridad que su Ferrari, no la estaría contando. Tendríamos duelo nacional, la Presidenta tomándose del asunto por todos lados, las personas deprimidas diciendo: “era tan buena persona, tan talentoso”. Suponemos que la mayoría se alegra de que un tipo joven y exitoso pueda seguir adelante después de tamaño accidente, pero las dudas persisten.

Aún no sabemos cómo termina la historia, ¿por qué no ha hablado Felipe González, el ocupante del auto Chevrolet blanco afectado? (El comentarista Eduardo Bonvallet aseguró que la ANFP le habría pedido que desapareciera) ¿Qué sanción dictará la ley? ¿Por qué el capitán del equipo todavía no habla? ¿Gana Chile la Copa América? ¿Le perdonamos su error a Vidal o no se lo perdonamos?

Anuncios


Categorías:Columnas

Etiquetas:, , , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: