Líderes entiendan: a mayor poder, mayor responsabilidad

A mayor poder, mayor responsabilidad. –

Es una máxima védica, en oriente todo el mundo la conoce pero por estos lados es lo mismo que hablar en chino. Los cargos de poder son para personas con sentido de la responsabilidad, pero en este mundo feliz –o mundo al revés-, quienes ocupan esas posiciones son generalmente los “vivos” que las buscan para su propio beneficio, casi siempre personajes con mucho carisma, seducción comunicacional y trayectoria de trabajo en marcas pomposas.

Esto lo pensaba ayer mientras llevaba tres horas en una fila para cumplir con mi obligación de tener la revisión técnica de mi auto. Perder prácticamente un día hábil completo porque el ministerio de Transportes se rehúsa a resolver el problema de las plantas de revisión técnica, es mucho más que un atropello o un signo de país subdesarrollado, es otra manera más de inyectar rabia y violencia en las personas que se esfuerzan por ser ciudadanos decentes que contribuyen a la civilidad y cumplen sus responsabilidades a pesar de los innumerables abusos del poder.

El Ministerio de Transporte reconoce que hay 17 plantas tipo B en Santiago funcionando actualmente pero que debido a un proceso de licitación que está en curso, dos de ellas están cerradas y otras tres se están modernizando, por lo que atienden a la mitad de su capacidad. Además, hoy se atiende con un 20% menos con respecto al año pasado. Mientras, la plaza automovilística no para de crecer y este problema, según la autoridad, se mantendrá hasta diciembre.

ministro-gomez-lobo

Ministro de Transportes y Telecomunicaciones, Andrés Gómez.

“Las pocas plantas que existen se cerrarán en algunos meses y se abrirán nuevas fuera de la ciudad, aparentemente porque las autoridades no quieren que existan dentro de zonas residenciales”, comenta el guardia de la planta ubicada en Apoquindo, quien recibe casi todas las quejas de los clientes. Cuando iban a ser las 19:30, los mecánicos comenzaban a pifiar por cada auto nuevo que ingresaba que les significa trabajar hasta más tarde de lo apropiado (su turno es de 8 am a 8 pm). A las veinte horas, la reja se cerró y las decenas de personas en la cola tendrán que volver otro día. Durante el tiempo que hicieron la fila, lo que para algunos ha llegado a ser más de 12 horas, las personas no tenían baño, interrumpieron el tránsito y la autoridad los amenazó con partes, perdieron horas valiosas de trabajo formal o del hogar, y en algunos sectores hasta fueron asaltados, según informó la prensa.

Lamentablemente este es sólo un ejemplo de cómo los líderes no están preocupados de resolver los problemas cotidianos de las personas, muchos de ellos más graves que la revisión técnica, por cierto, -como la salud o la educación-, lo que contribuye a perder lo más básico que es la esperanza de un país mejor. Mientras yo hago la cola, me entero por la radio que la Presidenta comunica que no pudo calcular bien los dineros y no podrá cumplir con sus promesas. ¿Puedo yo decirle al Carabinero que me detendrá en la calle y me quiera multar por no tener mi revisión técnica, que no calculé bien y no me dio el tiempo?

Hay que ir al fondo del asunto, ¿puedo pedirle a cientos de jóvenes frustrados por el sistema que no quieran hacer destrozos? Si yo, que me considero paciente y civilizada, tengo rabia de perder mi tiempo en una fila eterna por un servicio que estoy pagando y me siento impotente frente al sistema que se burla de los ciudadanos, cómo se sentirán esos que reciben peores tratos en todos los servicios todos los días? Los ciudadanos pagamos impuestos, un deber que ya sabemos no cumplen muchos de los empresarios, y a cambio sólo recibimos humillaciones.

Nuestra Presidenta es una que responde a los periodistas: “cortémosla con la lesera”, a la vez que se entera de lo que pasa en su país por los diarios. Ministros, lean la prensa y sigan en sus cargos sin resolver nada, no los vamos a sacar de sus palcos porque somos sumisos, pero vamos a acumular mucha rabia y quién sabe en qué terminará esto. Es lo que plantea el libro Utopía de Tomás Moro, escrito en 1516: “primero les enseñamos a los ciudadanos a robar y después los castigamos por hacerlo” (no puedo evitar recordarlo, porque estoy en una cola en la esquina de la calle Tomás Moro).

bachelet3

La Presidenta de Chile, Michelle Bachelet, anunció que no podrá cumplir todos sus compromisos.

Ustedes, los líderes, mandan a sus juniors a sacar la revisión técnica de sus autos fiscales; son esos “vivos” que tratan de pasar por el lado de sus propias malas gestiones, mientras el resto debe sufrir las consecuencias. Averiguando en Internet, leo que el ministro de Transporte tiene un doctorado hecho en Londres y no puedo evitar reírme. Además, se ha desempeñado como director académico de un diploma en políticas territoriales y urbanas. Se ganó el cargo con un currículum, no hay engaño en eso, pero tiene la escoba.

Ni él ni ninguno en cargos similares, comprende, en el profundo sentido de la palabra comprender, que tienen una responsabilidad del puesto que ostentan y que su sueldo que sale de nuestros bolsillos no es para que se compren trajes. En el sitio Web del Gobierno está publicado su Twitter, puedo twittearlo, pero eso lo recibirá su asesora comunicacional. ¿Por qué no está publicada su agenda, sus tareas diarias, su resolución de problemas? ¿Cómo procedería una persona responsable?

Ahora, si el problema es otro y no el ministro de turno, sino el sistema de funcionamiento de las políticas públicas, él debe ser el primero en denunciarlo. Los que están a cargo no se hacen cargo y la delincuencia, la colusión de las farmacias, las boletas de los políticos y las miles de faltas que se ejecutan cada día, nos siguen hundiendo a todos. ¿Cuál es el fondo, dónde está el origen de tanta mediocridad? Porque es mediocridad cuando a esto nos hemos acostumbrado.

¿Será que hacerse responsables significaría un efecto tal, que los desacreditaría para siempre y terminarían siendo linchados en vez de enaltecidos? ¿O será que es demasiado el beneficio que obtienen en lo personal con sus cargos, que ayudar al objetivo del mismo les parece un tremendo desaprovechamiento de la oportunidad?

Por: Amaia.

Anuncios


Categorías:Columnas

Etiquetas:, , , , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: