5 formas de no sentirse solo

incrediblystunningsilhouettes6

En soledad puedes descubrir quién eres; nuevos aspectos de ti mismo, explorar y desarrollar aficiones con el tiempo necesario.

Todo tiene dos lados y la parte negativa de la soledad puede arrancarnos la vida si la dejamos. El ser humano es un animal social, pero eso no significa que estarás siempre acompañado. Los momentos de soledad pueden ser productivos o reveladores si se les saca provecho, aunque siempre es bueno tener presente que nacemos solos y morimos solos; nadie nos lleva de la mano para entrar o salir de este mundo.

Crecer significa que ya no tenemos una figura maternal o paternal guiándonos y que nos enfrentaremos a momentos difíciles donde quizás exista más personas alrededor, pero nos sentiremos completamente solos. Para algunos, esa soledad “acompañada” es la peor, mientras que para otros es más desafiante pasar un momento o un día sin otra persona cerca.

También existe el temor a soledad a medida que vamos envejeciendo y nuestra salud se deteriora ¿quién nos ayudará si algo nos sucede? Existe además una tendencia a la soltería cada vez más grande en todo el mundo y las personas temen ser juzgadas por vivir en forma individualista. La rapidez de la vida deja menos espacio para socializar y las instancias que hay son cada vez más competitivas y hostiles para crear relaciones de calidad.

Hay quienes siempre han estado en su propio mundo, un tanto apartados y sintiendo una dificultad para acercarse a otros y existe una gran cantidad de niños y abuelos que son abandonados porque la sociedad no educa para lo contrario. Nadie nos enseña a valorar a los otros ni menos a estar con nosotros mismos. Así, la soledad tiene muchas formas.

Mira estas 5 maneras de no sentirnos solos:

tumblr_ml8w7yvBuU1r9hzcyo1_500_large1.No esperes a que otros lleguen a ti, sal tú a buscar a los otros. Quizás vivas en una sociedad de gente tímida, vida rápida o mala comunicación, pero está en ti crear puentes con los demás. Si te quejas de que otra persona no te ve o no te considera, hazte cargo de tu parte y trata de averiguar por qué, quizás muchos estarían encantados de conocerte y sólo debes dar el primer paso. Dicen que una sonrisa es la mejor forma de acortar distancias. Un comentario positivo, una actitud cálida o una buena disposición son todas cosas que pueden ser bienvenidas por los demás. Tampoco se trata de estar mendigando afectos, pero siempre es bueno revisar cuánto estamos poniendo de nuestra parte y si somos más bien flojos a la hora de generar lazos y (ojo) mantenerlos.

2. Esto tiene que ver con lo último dicho en el punto anterior: procura mantener tus relaciones. Todos están igual de ocupados que tú y con los mismos problemas, pero las relaciones humanas se alimentan (a pesar de que hay casos de nexos que perduran toda la vida venciendo barreras de distancia y tiempo). Hay que estar dispuestos a conquistar y ser conquistados; alcanzar a otros y que otros puedan llegar a ti. Si tu pareja te está diciendo hace meses que se tomen un fin de semana juntos y tú no haces caso, puedes estar sepultando la relación. Lo mismo corre para la amistad o la familia. Estar en los momentos importantes o comprender cuando el otro no puede hacer lo que yo quiero, también es un desafío permanente. La idea no es arrastrar una lista de un millón de amigos, y de hecho te haces un bien al no alargar relaciones que no te aportan nada, pero la vida a veces te regala a personas con las que sientes que puedes ser tú mismo y eso es un verdadero milagro. Cultivar los diferentes lazos profundiza la conexión y la enriquece en todo sentido.

soledad-edwin-yanes

Cuando estés solo, busca provecho de la situación. Date cuenta de que no hay mayor drama.

3. Dicho lo anterior, es igual de importante dejar espacios para estar solo. Para ganarle a un demonio debes enfrentarlo. Si no eres capaz de dormir solo o nunca te has escapado unos días sin nadie más, es hora de que lo intentes. Nadie se ha muerto por hacerlo, verás que no hay mayor drama y también será la única manera de averiguar si realmente te sientes solo o si hay otras cosas que te hacen padecer temor. Sirve además para observar si te estás convirtiendo en una persona needy que pide demasiado de los otros. Intercalar espacios de soledad y compañía puede brindar un equilibrio perfecto para adquirir la confianza de que podemos cuidar de nosotros mismos a la vez que las relaciones que entablamos son voluntarias y libres. Otra forma, es cerrar los ojos unos minutos al día y sentir la propia respiración, lo que aporta una sensación muy grata de estar con uno mismo. Es lo que se conoce como meditación, donde se enseña a conectarse con el todo de forma de darse cuenta que no estamos verdaderamente nunca solos, al ser parte de un cosmos y más.

4. Grandes obras de arte, inventos que han cambiado la humanidad o acciones revolucionarias que dieron vuelta el curso de la historia fueron concebidas en soledad. No es necesario que te compares con nombres famosos, pero sí puedes darle cabida a tus aficiones y desarrollarlas con el tiempo que requieren. Somos seres creativos y los momentos de calma y silencio se ajustan a la perfección para explorarnos y disfrutar de quienes somos. Recuerda qué gustabas hacer de pequeño y reconéctate con esas tendencias naturales; quizás leer te fascinaba y aún te llaman los libros pero no te has dado la oportunidad de tomar uno.

dosis-de-soledad 5. Somos energía. Está comprobado científicamente que si te pones bajo un microscopio podrás ver dentro de las células que no hay nada, hay vacío. Estamos huecos. Cada ser humano además de cuerpo y mente tiene alma o espíritu y debe recordarlo, concentrarse de vez en cuando en ser y no en hacer. Es el estilo de vida de esta época el que pide que logremos metas, obtengamos cosas o produzcamos resultados, pero no fue siempre así y las personas hoy estamos enfrentando la depresión, la drogadicción, el suicidio y los problemas mentales más que nunca antes. Un abuelo enfermo que no es visitado por su familia, que no habla con nadie en toda la semana, que no puede salir solo de su casa, él no tiene opción más que sentirse solo de verdad. Pero los que no se encuentran en posiciones similares, tienen las fuerzas para observar su esencia espiritual que va más allá de las circunstancias de este mundo. Necesitamos la interacción con otras personas igual como necesitamos el alimento, pero no olvidemos que esta es apenas nuestra situación actual, no permanente porque vamos a morir. Hagámonos preguntas antes de que sea demasiado tarde; ¿de dónde viene el cantar de un pájaro? Quién está más solo, ¿yo, o una estrella en el cielo?

Por: Revista Humana.

Anuncios


Categorías:Notas y Entrevistas

Etiquetas:, , , , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: