El mundo como es

el-mundo-de-hoy1El mundo tal como es en rigor no lo conocemos, porque el ser humano ha intervenido en él de tal forma que hoy podemos experimentar a lo que se ha llegado, sin plenamente darnos cuenta que en un principio la hostilidad de la naturaleza presentaba diversas dificultades de las que sólo los más fuertes podían salvarse, como sostiene Darwin en El Origen de las Especies.

Para muchos, la situación actual sigue resultando hostil de un modo incomparable a la época de las cavernas, pero sin duda con consecuencias serias tales como la enfermedad, la depresión, el suicidio, el cambio climático, la hambruna y tantas otras. Y es que vivir en nuestro mundo hoy puede ser un desafío diario de alta demanda, algo así como un castigo del que se puede aprender, pero cuyo origen u objetivo no entendemos.

La ciencia, la filosofía, la literatura, etc., no han podido darnos lo que buscamos y quién sabe si algún día lo encontraremos. Mientras, estamos aquí y las funcionalidad de las cosas se nos van rebelando a medida que vamos creciendo, para darnos cuenta que no sabemos por qué vivimos como vivimos.

En un mundo donde discriminamos por sexo, raza o cultura, un lugar donde la ganancia monetaria está por sobre cualquier vida, donde la ética es una palabra usada por perdedores y la única certeza es que no sabemos cómo explicarle a un niño por qué todo es como es, a veces tendemos a la queja, al alegato por desahogo o al descontrol. Cómo no decir a toda voz que nos cansa el estado de las cosas, que nos mata, cómo no querer luchar para que la naturaleza de todos sea respetada por el sistema donde nos desarrollamos, como primera prioridad.7ad57b6b60df4a20b8f34dcf3cd2f412

Este mundo es nuestro, nacemos con ese sentido de pertenencia que después vamos perdiendo. Vamos adoptando normas y costumbres nocivas en la mayoría de los casos, como condenar la diferencia o apagar la sed del pensamiento propio, ese que brota sin que nos impongan ideas preconcebidas. No hay nada en contra de ellas, mientras nos hagan sentir que van de acuerdo a nuestra esencia.

Llegamos a un punto en que debemos decirle a los niños lo obvio; que igual como hay arboles de distintos tamaños y colores, hay gente negra, café, amarilla y blanca; que igual como hay pájaros diferentes hay homosexuales, lesbianas o transexuales y que todos somos parte del paisaje igual como hay aire o sol, de forma natural. Que nadie obtiene nada de apuntar o cuestionar si lo que está aquí es bueno o malo, porque el mundo es como es y sólo podemos conocerlo y experimentarlo, porque él seguirá siendo cuando nos vayamos.

Personas malévolas o equivocadas nos obligaron a vivir en un sistema ignorante junto a la fetidez de sus fechorías, uno que desconoce la naturaleza y esconde el derecho que tenemos todos de estar aquí tal cual somos. Para un niño de cinco años esto resulta una total obviedad, pero lamentablemente con los años verá que su lógica no aplica en su mundo. Y la única explicación posible es que alguien no quiere que así sea.

Torres gemelasdefLa mano negra es muy larga y está bien escondida, pero como sea, si las cosas son como son uno debe preguntarse si sabiamente aceptarlas o fieramente cambiarlas. He ahí el dilema; luchar o quedarse al lado del camino, ser activo o pasivo, ¿ser o no ser? Hay innumerables casos en la historia de quienes tomaron la iniciativa de cambiar lo que no parecía de su agrado, revolucionando a sociedades enteras y girando el curso de los acontecimientos. Sin embargo, el cambio más grande que uno puede hacer es cambiarse a sí mismo. Ellos empezaron por ahí, creyendo en su propio poder.

El mundo es de una forma determinada hoy y podemos aceptarlo a la vez que decidimos no seguir sus dictámenes. Suena complejo, como nadar en contra de la corriente, pero nadie dijo que la vida sería fácil. Así, como no podemos comprender cómo llegamos al caos donde estamos hoy, lo que nos queda es darle sentido a nuestra propia vida. Ser el cambio que queremos ver en el mundo.

Podemos preguntarle a nuestro Dios por qué todos es como es, podemos tratar de comprender, preguntar, leer, pero en el camino necesitaremos darnos cuenta que el mundo podría ser perfecto, pero no lo apreciaremos si no estamos en sintonía con nosotros mismos. Esto se explica porque de hecho la vida es al revés; la lealtad con nuestro verdadero ser -amoroso, justo, solidario- se irá reflejando en el exterior, porque esa es la manera en que se levanta el planeta; como un espejo de la conciencia humana.

Somos seres de este mundo que está como está y somos parte de eso, protagonistas. No somos ajenos. Tenemos el poder de existir y no se necesita más.

Por: Jimena.

Anuncios


Categorías:Columnas

Etiquetas:, , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: