Cine francés: 3 Corazones

3_corazones-216032961-largeEl problema de que una de estas películas francesas aparezca en la review de una de aquellas revistas que vienen con los diarios de fin de semana, es que la sala se llena pero no siempre con un buen motivo. Así, yo iba a escribir esta crítica ayer para que los amables lectores pudieran decidir su cine dominguero pero no pude, todo estaba repleto. Me parece refrescante que no hablemos sólo de Hollywood, pero si vamos a hablar de cine francés que la verdad sea dicha; generalmente es profundo, sincero y aburrido (lo que no significa malo), y en 3 Corazones además se pone exagerado y escueto.

Exagerado porque de poco se hace mucho, nada se deja pasar, una conversación, un hecho, todo quiere decir algo, pero nunca todo quiere decir algo en la vida real. Para estos personjaes es como si cada detalle fuera la gran cosa y bueno, eso aburre. Escueto porque falta diálogo, todo es estrujado, de una palabrita debemos armar todo lo que ha ocurrido antes o dentro de la cabeza de los protagonistas, y aunque es entretenido crear a ratos el efecto de hacernos participar, se abusa del recurso y queda como una línea sin terminar.

Marc conoce a Sylvie, se quedan de juntar más tarde pero por cosas de la vida él no puede llegar y pierden contacto. Luego, Marc conoce a la hermana de Sylvie sin saber que son parientes. Se enamoran, se comprometen y Marc se entera del parentesco justo antes de casarse con ella, fiesta a la cual Sylvie llega tarde para no enfrentar la situación. Si bien tiene toques de trío amoroso, casi no lo es porque de hecho pudo perfectamente no haberlo sido si no fuera porque todos los personajes son tremendamente carentes, solitarios y  básicos. Digamos, del tipo de personas que si alguien les giña un ojo es suficiente para sentirse dueños de un futuro prometedor. ¿Creíble?

No hay que creer todo lo que dicen los críticos cuando hablan de cine europeo: “vayan a verla, no se la pierdan”, y usan adjetivos como “delicada” o “fina”. Europa no es para nada sinónimo de clase o buen gusto y quienes vieron 3 Corazones junto a mi hoy lo pueden asegurar; hasta bostezos escuché de pronto y un par de personas derechamente abandonaron la sala y no precisamente en los segundos del pequeño temblor (réplica) que vino.

3Corazones_fotoTampoco era como para irse, pero quizás fue la expectativa la que les causó esa reacción. Una de las razones por las que me quedé, fue porque la música -de nuevo, exagerada- me hacía sentir que algo importante iba a venir y fue así hasta el final. Cuando entendí que nunca nada sucedería, me convencí de que la intención de causarme esa euforia permanente por absolutamente nada, es una de las sensaciones más desagradables que la gente busca en el cine. Es parecido a lo que sienten quienes siguen estas series gringas de moda sobre política, terroristas y corrupción, donde cada capítulo provoca unas ganas terribles de pasar al siguiente, como una droga cuyo efecto no queremos que termine, aunque sabemos que no lo hemos pasado bien ni un segundo, pero creemos que esa adrenalina es interesante. Pues no lo es, es basura para gente ansiosa y obsesiva.

Dos ejemplos serían que Marc está constantemente sufriendo por dolencias del corazón que aumentan el ritmo barato de la tensión, y que un mafioso lo amenaza cuando por motivos de trabajo Marc debe denunciarlo, pero la amenaza nunca se traduce en algo concreto. Son cosas que están ahí para neurotizar un poco.

Si vamos a hablar de cine francés, hablemos de aquello que no mata la trama y rescatemos un diálogo insustancial que existe porque es bello y punto. O un paisaje donde escuchamos correr el viento. O un encuentro que podemos vivir nosotros mismos con tan sólo seguir las miradas de los actores. Suspiremos o cantemos. Aprendamos una cosa nueva o por ultimo observemos hasta que algo pase, un bello pájaro por último. Pero no pretendamos que un cuasi triángulo romántico con música grave sea un motivo suficiente para llenar la sala, una que debiera responder a la calidad de las obras y no a su nivel de promoción.

Por: J.C.

Trailer 3 corazones:

Anuncios


Categorías:Cine

Etiquetas:, ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: