Mujer trofeo, macho campeón

Fiesta-Pampita-Benja-1

La celebración (¿?) que realizaron por sus diez años de relación.

En base a pura especulación y como simple espectadora, me pregunté ayer por el trasfondo de la separación de la modelo argentina Carolina “Pampita” Ardohain y el actor chileno Benjamín Vicuña. Como soy mujer, partiré desde el punto de vista de ella; una bella joven del interior de su país, que desde pequeña mostró talento para la danza y que con el apoyo incondicional de su madre tomó todas las oportunidades que le dio la vida, trabajó como promotora y llegó a la televisión. Se mudó a la capital para después conquistar el mundo. Conoció el éxito a temprana edad y se casó con el conocido jugador de polo Martín Barrantes cuando tenía 24 años.

De acuerdo a lo que ella dijo, después de cuatro años (en total) con ese hombre, se encontraba pasando un mal momento donde dudaba de la sexualidad de éste y estaba siendo maltratada psicológicamente. Un día, en un piloto para un programa de TV, conoce al actor trasandino Benjamín Vicuña, quien con un encanto natural y magnetismo casi tan notorios como en el caso de ella, la enamora. De esa pasión nace la primera de cuatro hijos y Pampita es acusada por su marido de adulterio. En medio del escándalo, ella y Vicuña siguen adelante y la pareja comienza a ser víctima-beneciaria de una importante fama con alto acoso de la prensa.

Corría el 2005 y tres años después, Barrantes ganó un juicio contra su ex mujer por adulterio e injurias, pero la prensa no consignó la cifra pactada aunque sí se dijo que la parte de Pampita apelaría. Hasta hoy nadie sabe en qué quedó eso, pero Barrantes limpió su imagen y ella siguió con su relación, tuvo más hijos y se mantuvo trabajando como siempre. Un tiempo después, la nueva ex novia de Barrantes hablaría con la prensa para prestarle ropa a Pampita y decir que todo lo que ella dijo era cierto.

Avanzamos en el tiempo y a la vuelta de un viaje por la Riviera Maya, el 2012, la primogénita de la pareja chileno-argentina contrae una bacteria mortal y el duelo se toma los medios de comunicación. Dos años después, aún sin estar casados, celebran sus 10 años de relación con ahora tres hijos hombres.

Comienzan los rumores de separación y ayer se conoce un audio de Pampita reconociendo innumerables infidelidades de parte de Vicuña. Ella queda como si todo este tiempo hubiese sido la mujer trofeo que todo hombre machista y egocéntrico quiere lucir y disfrutar, y él como el macho campeón que las puede tener a todas y que por ende no va a quedarse sólo con una, por muy espectacular que sea.

Supuesta pelea en un café.

Hay que decir que Vicuña se hizo mayormente conocido en Argentina gracias a Pampita y lleva años apareciendo en películas y telenovelas que le han permitido internacionalizar su carrera. Tomando ahora un punto de vista más de su lado, estamos hablando de un tipo guapo y talentoso -decir lo contrario sería ser hipócritas- que vino de una familia de clase social alta y que siendo un año menor que Pampita ha logrado casi los mismos éxitos.

Sabemos que los detalles sólo los conocen los implicados, pero cuando ayer se publican por todos lados los audios de ella diciéndole a él que “tenés tantas amantes, que ya me perdí”, queda al descubierto que llevan mucho tiempo sin la armonía del comienzo, presuntamente desde la muerte de la hija de ambos. Siendo así, es imposible juzgar cómo dos padres reaccionan ante semejante dolor y cómo su relación va tomando diversas formas. Interesante, por no decir extraño, resulta el papel que interpretó Vicuña en la película “La Memoria del Agua”, donde hace de marido que pierde a un hijo y trata de recuperar su vida de pareja. ¿Cómo es que él mismo pide ese rol al director mientras está siendo infiel a la persona con la cual perdió una hija? Son los misterios del comportamiento humano.

Se dice que Vicuña es adicto a la cocaína, se dice que Pampita es controladora y fría, pero quién es perfecto. Las personas en las redes sociales no comprenden cómo se puede querer a otra mujer teniendo a esa diosa despampanante, pero es un comentario hecho desde la completa ignorancia, porque no conocemos realmente a los involucrados. No deja de ser curioso, sin embargo, que Vicuña haya pedido respeto ayer por su Twitter; él ha dejado a la madre de sus tres hijos como una mujer más, ¿y ahora pide respeto?

BUENOS AIRES. ARGENTINA. 25/5/11. JUANITA VIALE PERDIO SU EMBARAZO Y ESTA INTERNADA EN LA CLINICA TRINIDAD PALERMO. LLEGAN A VISITARLA LA MODELO PAMPITA Y VICUNIA. FOTO> CLAUDIA CONTERIS JUANITA

Funeral de su pequeña hija.

Otro rumor es que la relación de ambos siempre fue forzada debido al primer embarazo y que si bien al principio el hecho de que ella siguiera casada con Barrantes les impedía contraer matrimonio, tampoco tuvieron razones para hacerlo cuando ella obtuvo el divorcio. De todas formas, tienen un hijo de apenas un año de edad, es decir hubo reconciliaciones con idas y venidas como en toda relación.

En el audio conocido ayer, Vicuña no se defiende. Apenas profiere palabra y en un tono sustancialmente más bajo que el de ella. Si tuviéramos que analizar sólo ese audio para saber la verdad, habría que decir que él no está preocupado ni molesto, ni siquiera involucrado en el tema. Ella lo acusa a gritos de ser infiel con otra mujer en un auto y él permanece mudo.

Al final, ella le dice “te acompañé diez años y no pudiste esperarme un mes”. ¿Un mes para qué? ¿Qué iba a pasar en un mes? Si ya no viven juntos hace meses, uno podría especular que habían decidido oficializar su separación pero Vicuña fue pillado con otra justo antes de hacerlo, y ahora Pampita queda como cornuda ante el planeta entero. Igual de cornudo que Barrantes en su momento.

Es común que personajes así cuenten con agentes de prensa y recurran a estrategias comunicacionales de ese tipo; ya antes los vimos pasando a los medios imágenes de ellos besándose en una playa el día después del rumor que hablaba de Pampita empujando a otra mujer en una fiesta de año nuevo por conversar demasiado cerca con Vicuña.

Si diez años de relación son una montaña rusa para cualquiera, para la gente famosa seguramente parece como el doble debido al acoso y las especulaciones. El enojo de Pampita en el audio, puede ser por amor o puede ser por orgullo. Sólo sabemos que ella está enojada y a él no le interesa demasiado, parecido a como sucede cuando una mujer que fue trofeo se siente ridiculizada y un hombre que fue campeón se siente aburrido de serlo. El resto, son detalles.

 

Por: Mery.

Anuncios


Categorías:Columnas

Etiquetas:, ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: