Detrás del abuso de poder: los narcisos

-Más grave que el abuso de poder, es querer abusar de éste sin nunca haberlo tenido.

Un poco cansado de ver como abusamos todos del poder, me detengo a reflexionar en los casos donde ya es descarado cómo se pierde todo tipo de límites éticos, emocionales, legales y económicos. Son estas situaciones extremas (que no son los más comunes), las que me hacen cuestionarme: ¿para qué querer tener tanto poder? Es algo que no se entiende si se considera el riesgo de perder todo; el trabajo, la profesión, el prestigio social, la credibilidad y por último la propia libertad.

Narciso

Narciso mirando su reflejo.

Definiría la “necesidad de poder” de la forma más simple y básica que se puede encontrar en internet: “es la preocupación por tener constantemente un fuerte impacto sobre los demás”. Entonces la cosa no estaría en “tener algo”, sino en tener más poder para así lograr “sentir algo” que esa persona necesita para seguir viviendo; sentir que los demás o la sociedad lo admiran, aprecian y finalmente “aceptan”.

Así, los sujetos abusivos se comportan de forma maquiavélica para conseguir algo concreto que impacte a los demás y de esta forma obtener un sentimiento de seguridad en sí mismos. He aquí la madre del cordero: todo el abuso descontrolado y prácticamente instintivo es para mantener el sentido de continuidad de su identidad a través de la aceptación y amor de los demás, específicamente de las personas que ellos más aman (como la familia y amigos). Si se le quita bruscamente el poder a una persona abusiva, se corre el riesgo de que se descompense emocionalmente, lo que lo llevará a abusar aún más del poder que le queda perdiendo todo sentido común consensuado por la sociedad en que vive.

Es una real paradoja que busquen la aceptación de los demás y al perder el control y los límites, la sociedad los rechace drásticamente, sin mencionar las posibles y graves consecuencias legales de actos donde el abuso de poder pasa a ser criminal. Es ahí donde el comportamiento abusivo llega a conductas monstruosas, donde se manipula a cualquier persona o situación que ponga en riesgo el poder que ha costado tanto conseguir (el fin justifica los medios, decía Maquiavelo).

maquiavelo

A Nicolás Maquiavelo se le atribuye la frase: el fin justifica los medios.

De acuerdo a mi visión, se daría lo siguiente: una descompensación emocional de un trastorno de personalidad narcisista que estaba latente dentro de una estructura de personalidad narcisista. Explico: primero yo, segundo yo, ¡y tercero yo!   1*

De esta forma, el sentimiento de vulnerabilidad y de pérdida de aceptación incondicional de las personas más importantes (amor vincular), logra que el sujeto pierda el juicio de la realidad. Dicho de forma más simple, que niegue completamente la realidad sin asumir ninguno de sus comportamientos antisociales y abusivos de su poder, por miedo a perder la admiración y el amor de sus padres, pareja, hijos o sociedad en general.

Un ejemplo: podemos ir a la cárcel y preguntar a todos los condenados quién de allí es realmente culpable, y la mayoría gritará a coro casi armonioso: ¡nadie! Luego dirán que fue una trampa que les pusieron, que los engañaron, que no sabían que esto podía pasar, etc. En el fondo quieren decir que son víctimas y están pagando condenas injustas. La victimización es un síntoma típico del trastorno de personalidad narcisista, donde la persona culpa completamente a terceros de su propio comportamiento (focus de control externo).

Entonces, estas personas con necesidad de poder, todo lo que hacen desde que despiertan hasta que se duermen es planear el día a día en cómo obtener más poder para que sus seres amados (y la sociedad en general) los admiren más y más y nunca los abandonen.

Como dijimos, si llegasen a perder el amor o admiración deAbuso-de-autoridad-450x300 los demás (como suele pasar cuando abusan del poder), se pierden a sí mismos y ya no saben quiénes son, porque se reflejan en los demás. Si el resto desaparece, ya no tienen dónde ver su reflejo (el reflejo de narciso 2*) y cuando eso sucede, se transforman en reales problemas para sus familias y para el entorno, ya que entran en un proceso de pérdida de juicio de realidad, destruyendo todo lo que este a su paso por más poder, incluyendo a las personas que los aman. Nuevamente la paradoja dentro de la fantasía: destruyen los que más aman para que los amen más.

De esta manera, lo mejor es interpretar a estas personas de manera correcta. No es que quieran poder y dinero, ya que esto nunca les satisface lo suficiente, sino que necesitan amor y aceptación de las personas que ellos más quieren; familia, amigos y finalmente la sociedad en general.

¿La solución? La de siempre: terapia psicológica de confrontación y psiquiátrica, con medicamentos que permitan recobrar el juicio de realidad. Y un consejo para el que le interese, sólo porque me encanta darlos: alejarse de estas personas como del diablo.

 

Por: Felipe Torrens, psicólogo.

1*https://es.wikipedia.org/wiki/Trastorno_narcisista_de_la_personalidad

2*http://mitosyleyendascr.com/mitologia-griega/grecia62/

 

 

Anuncios


Categorías:Columnas

Etiquetas:, , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: