Michelle Platiné

Dicen que las rubias son tontas. No quisiera que algo como eso quedara en el aire, como un ataque gratuito o simple descalificación, pero últimamente veo a la rubia más importante de mi país y trato de buscar una explicación lógica a tanta mediocridad.

Sabemos que la Presidenta Michelle Bachelet fue en sus tiempos mozos de pelo claro; un castaño ceniza si se quiere o un rubio oscuro. Con el tiempo, y como nos sucede a todos al salir de la adolescencia, su cabello fue oscureciéndose pero siguió teniendo su mismo brillo natural. Al ser liso y largo, Michelle transmitía un aire contradictorio y fascinante entre orden y libertad. Así estudió y luego pasó por todos los sinsabores que ya conocemos en el centro de detención de Villa Grimaldi.

Quizás fue su exilio en Australia y Alemania lo que con el tiempo la llevó a inclinarse por los tonos cada vez más rubios. Con la llegada de las canas la sociedad discrimina a las mujeres más que a los hombres, pero además Michelle estaba ocupando cargos de poder y su look no era algo al azar, sino una estrategia planificada. Así fue como llegó al rubio fosforescente de hoy, capa tras capa, cada pelo de su cabeza fue tomando este color platinado hasta quedar a punto de quebrarse con la tintura; podemos ver los efectos de ésta que muestran su cabellera algo falsa y como peluca. No tanto como Donald Trump pero de aspecto bastante ficticio.

La tintura, para quien no lo sabe, es tóxica y daña la queratina natural del cabello, al igual que lo hacen la mayoría de los esmaltes de uñas. Quizás aquí habría que detenerse y pensar en cuánta tintura estará aspirando nuestra Presidenta al mes y estudiar si sería posible que eso estuviera causando problemas en su proceso cognitivo y neuronal.

Está claro que su look imita sin asco a la mandataria alemana Ángela Merkel, pero tal vez, y considerando el estado de peor imposible de las cosas, podría ser el momento de darle una vuelta a este color de cabello tan incandescente para repuntar o por último para poner algunas situaciones en orden. Los estudios de mercado arrojan que las mujeres de cabello oscuro son mejor vistas por la población; tienen mayor credibilidad y reflejan seriedad, mientras que las rubias son consideradas superficiales y demasiado alegres.

Está bien, en su primer mandato esto de la sonrisa a flor de piel  y la excesiva simpatía le valió el cargo en un Chile que necesitaba algo diferente, pero hoy, con una ciudadanía hambrienta de liderazgo, el rubio pipí no solamente sobra, si no que molesta. Encima, -¡horror!- lo usa con aros largos como si tuviéramos algo que celebrar, tipo salida de noche o fiesta de graduación. Con todo, Michelle Bachelet tiene alma de éxito, recordemos que su primer nombre es Verónica, cuyo significado es la que alcanza la victoria, mientras que Michelle significa iluminada por Dios. Es decir, todo jugaba a su favor hasta que se tiñó la cabeza y quedó nublada de falsas sonrisas y aparente buena onda.

Desde aquí, podemos darle una mano a Michelle Platiné -nuevo nombre muy merecido de nuestra Presidenta de melena platinada- y sugerirle amablemente y con todo respeto que se baje el tono de los cabellos de una vez por todas, a ver si con eso logra poner los pies en la tierra, recuperar un poco de confianza y traer algo de cordura a este cansado, decepcionado y atropellado pueblo. Uno que en sus orígenes no vio jamás gente rubia simpática, sino morenos luchadores, con prestancia, inteligencia y gallardía.

Dicen también que las rubias lo pasan mejor, pero Michelle, para eso postula a otro cargo.

 

Por: Una castaña avispada.

 

m platine humor pero con respeto

 

Anuncios


Categorías:Columnas

Etiquetas:, , , , , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: