Libros: “Mañana”, de Gonzalo Contreras

10411976_723975091036987_225679835572819818_n

Ya está en librerías la última novela del escritor chileno Gonzalo Contreras, titulada “Mañana” que, como cosa inédita en este autor, se está promocionando junto a un despliegue de marketing que tienta como lectura de verano. Aquí conocemos a Antonio Marsante, un joven funcionario del Banco Interamericano del Desarrollo, contando su historia con Esther y Anabel, ambas amigas; con la primera vivirá una especie de obsesión y con la segunda una profundización de la amistad y sus rincones.

Esta es una novela bien escrita, sin duda -aunque la persona encargada de la corrección del texto cometió bastantes negligencias-, podemos gozar de una pluma prodigiosa, llena de seducción. Sin embargo la forma que el autor tiene para tratar ciertos temas como la mujer, la atracción o el amor deja un gusto amargo debido a tintes machistas y a veces hasta denigrantes.

La época en que suceden los acontecimientos en Chile puede ser reconocida por todos como un momento donde la mujer era vista como reproductora y cuidadora de hijos o ama de casa, pero Contreras agrava eso con un personaje que no se interesa en el interior de sus amantestjh más que en el suyo; su imaginación y su propia subjetividad. No por nada Marsante rima con Farsante. Sin embargo, se agradece que el protagonista tenga un humor honesto para contarnos sus sentimientos cotidianos, produciendo el efecto de empatía en el lector, uno que puede no compartir el punto de vista de Marsante, pero aún así logra comprenderlo.

Con bastante fluidez, Marsante adopta un desplante e independencia que sirven para que podamos vivir dentro de él por un período determinado de tiempo, pero lamentablemente eso no alcanza a ocurrir con el resto de los personajes y la narración se torna egocéntrica.

Si bien al principio el protagonista parecía una víctima de la vida, que a su vez creía tener la facultad de rescatar a otra víctima, justo cuando su voz comenzaba a hacerse algo deprimente aparecieron pequeñas luces que acompañarían el resto del texto. Las justas y necesarias. Así, tomó todo el peso de ser el personaje principal y su obsesión por Esther -aunque demasiado intensa a ratos- nos obligó a reconocer a través de las líneas que todos hemos tenido alguna vez, sobretodo a esa edad, atracciones intensas y pasiones fatales. Algu25082013_LIB@1_GDS28GHJU.1+GONZALO_CONTRERAS_95nos queremos olvidarlas por completo, otros querrán atesorarlas como un recuerdo de juventud y habrá quienes quieran vivirlas una y otra vez. Éstos últimos seguramente disfrutarán mucho la novela.

Hablar de Chile queda, a veces, un poco armado en la prosa de los autores grandes ventas, como un marco ajeno que no podemos evitar, algo que con Contreras no sucede. Además, nada aquí es exagerado, no hay fuegos artificiales ni efectos especiales, es sólo una historia de amor común con la particularidad de que cada párrafo nos ayuda a entrar más y más.

Contreras, representante de la generación que fue llamada la nueva narrativa chilena en los ´90, ha vuelto a ocupar su lugar. Quizás nunca lo dejó, pero después de su última publicación, “Mecánica Celeste” (2013), no quedaba completamente claro si le interesaba y parecía más bien pausadamente creando a su ritmo lo que le viniera. “Mañana”, en cambio, derrocha intención y oficio, y encima nos deja con las ganas de una segunda parte debido a un final lúcido y justo, algo que se ve poco cuando hablamos de amor.

 

Por: Revista Humana.

Anuncios


Categorías:Libros

Etiquetas:, , , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: