Libros: “Escucha mi voz” de Susanna Tamaro

escucha-mi-voz-de-susanna-tamaro-21550-MLV20212648401_122014-OLa exitosa y premiada novelista italiana cayó en mis manos por azar. En una casa de veraneo, donde por dos días no ha hecho más que llover, encontré el libro “Escucha mi voz” de Susanna Tamaro sobre un estante y los dueños del lugar alegaron nunca haberlo visto antes. Se le debió quedar a una visita, pensé, y lo tomé para hojearlo. No sé si fue el tono o el tema, pero lo puse de vuelta en su lugar y me fui. Al día siguiente, ahora con sol, volví y lo tomé nuevamente y me fui con él a la playa.

Las líneas frente a mi fueron un inmediato recuerdo de los diarios de vida que solía escribir en la extrema juventud; una especie de vómito de sensaciones, acontecimientos e ideas sin demasiado nexo y con mucha rapidez. Imaginé que la vorágine cesaría luego de las primeras 30 páginas, pero el ritmo se sostuvo y no me quedó remedio más que tolerarlo, puesto que algo me impide dejar botada una obra una vez que la he comenzado. Por último son 200 páginas, me dije, y no 500.

Esta es la segunda parte de la novela más exitosa (vendida) de Tamaro, “Dónde el corazón te lleve”, y absurdamente la autora decidió que no podía entenderse como una pieza independiente. Así, no sabemos el nombre de la protagonista porque Tamaro asumió que ya lo conocíamos. Entonces lo diremos de esta manera: una joven judía vuelve a España a vivir con su abuela, quien no le ha revelado jamás los detalles de la muerte de su hija -la madre de la protagonista-. El padre de la misma es un desaparecido en acción y la muerte de la abuela permitirá a la chica encontrar escrituras viejas donde por primera vez se topará con pistas de su padre biológico. La historia expone las razones que tuvo el hombre para no conocer a su hija y las divagaciones mentales de la narradora -en primera persona- se tornan aún más volátiles que al principio, donde no se perdonó que ni un sólo pensamiento pasara sin quedar consignado.

descarga“Escucha mi voz” pretende hacernos reflexionar sobre el sentido de la vida, la filiación y el amor por la madre y el padre. Durante eternas líneas, la joven protagonista se permite dar cabida a todas las preguntas que pasan por su mente; el sexo, el amor, la vida, los espermatozoides, el alma. En efecto hay páginas que no tienen otra cosa que no sean signos de interrogación.

Sin embargo, una idea entre tanto enjambre resulta interesante; la convicción del personaje del padre -un profesor universitario- por no reproducirse para poder vivir en libertad y sin cargas. En una época donde las relaciones fáciles llenan el vacío de una revolución fracasada por un mundo mejor, este académico decide aprovechar la buena racha y disfrutar de la vida. Hay que ver cómo va cambiando esta visión a lo largo de los años, cuando la existencia muestra su lado más feo; la soledad, la vejez, la enfermedad, la pobreza.

Tamaro, una escritora súper ventas, no crea jamás una escena completa. Muestra apenas el inicio o el final y deja al lector con el trabajo de elaborar el resto. Es imperdonable que, por ejemplo, nunca nos cuente cómo fue la escena de amor entre la madre y el padre de la protagonista. No hay demasiados diálogos, aunque sobran descripciones, pero toda idea u opinión que cruza la cabecita de la protagonista ocupa el espacio que debió dejarse para cosas más interesantes. Las cosas por las cuales leemos ficción.

Podría haber quedado mal genio con esta novela, pero al menos la pulcritud de las frases levantaron mi ánimo. De todas formas, no puede ser eso lo que nos entusiasme y me confundo al ver que leemos este tipo de novelas basura mucho más de lo que leemos a los verdaderos novelistas. ¿Quiénes son? La respuesta a esa pregunta no es para nada subjetiva. La dejaremos para otra oportunidad.

Por: Olga.

 

Anuncios


Categorías:Libros

Etiquetas:, , , , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: