El Evangelio según el Espiritismo

allan_kardecEl texto-libro que acabo de terminar me tomó casi un año. A veces algo así sucede porque el libro es muy largo, porque es muy difícil y desafiante o porque no nos gustó y simplemente estamos avanzando por inercia. En este caso, el texto era la perfección misma debido a su alta enseñanza moral y su valor universal para comprender la vida humana, y esa condición lo hacía a ratos pesado, a ratos sencillamente brillante y en otros momentos una revelación tan grande, que un párrafo demandaba varias horas para poder ser digerido, a veces incluso días.

El nombre del libro es El Evangelio según el Espiritismo y fue escrito por Allan Kardec (seudónimo del pedagogo y escritor francés Hippolyte Léon Denizard Rivail) en 1864. Contiene la explicación de las máximas morales del Jesús histórico -uno de mis temas favoritos- y su aplicación en la vida. Como no tenía ningún apuro, lo intercalé con mis otras lecturas y de esa forma fue como descubrir un pequeño pedazo de sabiduría diaria, cuya luz alcanzaba para siempre. Así es, porque cualquier capítulo de este libro puede iluminar la vida entera de una persona.

Ideal para quien guste de saber sobre Jesús y por qué hablaba de manera tan particular, para quien se sienta atraído por el tema de los espíritus, para aquellos con inquietudes sobre qué sucede después de la vida, para lectores tanto de Marx como de Darwin, o para quienes se van sumando a la gran masa de personas que hoy en día no comprende el proceder de la iglesia católica y se pregunta donde quedó eso de la caridad.

Kardec

Allan Kardec.

Yo no tengo religión alguna, me crié en un entorno laico y recomendaría esta obra a personas con cualquier tipo de creencia. Desde que me enteré de su existencia hasta que la terminé de leer, se podría decir que hubo varios cambios en mí. Este no es un texto cualquiera, si bien efectivamente es un libro y por eso lo incluyo en esta sección de crítica de libros, se trata más bien de transcripciones de espíritus mensajeros sobre las enseñanzas de Jesús, que son explicadas en su profundidad. En este sentido, son evangelios, pero están analizados por diferentes personas que han formado parte del movimiento espiritista. La sencillez de sus palabras, la dulzura y cercanía de las frases y la forma directa en que las cosas están dichas por su nombre, calan profundamente y hasta hieren provocando preguntas transformadoras.

Si bien demanda un resto de concentración, no existe una complejidad intelectual en esta lectura, por el contrario -un niño podría leerlo-, pero cuando hablamos de moral, siento que tocamos la fibra más íntima de nosotros como especie y cada palabra retumba y resuena como declaraciones indiscutidas de verdad. Una verdad que no ha sido parte de este mundo hasta el momento; que no ha sido completamente enseñada y que permanece oculta.

Estos no serían los evangelios reconocidos por la iglesia católica, por supuesto. Serían la palabra misma del hombre llamado Jesús cuyo mensaje ha sido escondido y malinterpretado por siglos. A medida que iba avanzando, me dejé estremecer por su enseñanza y me aturdí por mi ignorancia. Hubo momentos en que realmente me vi superada y otros en que me sentí acogida, puesto que cada situación mencionada por Kardec es universal y enfrentada por los seres humanos vengan de donde vengan, cada día. La dificultad de la vida como prueba y el amor como oportunidad se conjugan para dar esperanza.

90344598

Templo Tupyara en Brasil.

Uno puede llegar a morir y nacer, a derrumbarse y luego rearmarse con las más de 500 páginas de este libro, que como una verdadera biblia sirve de guía para saber más de nosotros mismos. Pero una guía tanto más útil que la biblia que conocemos, con su división en testamentos. Sus hojas en mi velador durante un año -y que llevé conmigo a todos lados para aprovechar los tiempos muertos-, están llenas de ideas enriquecedoras que pueden releerse en cualquier momento para descubrir siempre un nuevo y mejor significado.

Puede que el lector incluso encuentre aquí mensajes personales, como si estuvieran escritos específicamente para él y en el momento preciso. Además, cada línea siguiente va respondiendo la pregunta que se hace el lector a partir de lo que dice la línea anterior. Así, su forma está brillantemente diseñada y los capítulos limpiamente ordenados. Sin exagerar, es la mejor lectura que me ha llegado a las manos.

Es uno de los textos recomendados por los famosos monjes Tupyara de Brasil, internacionalmente conocidos por sus sanaciones a distancia para enfermos de todo el mundo. El texto explica mejor el procedimiento por medio del cual estos monjes, o también llamados ángeles-médicos, proceden a curar diversas dolencias, entrando en temas tan interesantes como los milagros, las leyes de la naturaleza y la fe. Y no quiero decir más, porque cada persona debe tener su propia experiencia con este libro.

Está disponibles en Internet. Quizás hoy podría ser un buen día para comenzarlo.

Más información en http://www.centroespirita.cl/

Anuncios


Categorías:Libros

Etiquetas:, , , , , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: