Por qué no te importa realmente la guerra

0014457837

Atentados en Bruselas.

Es porque no tienes suficiente empatía y no sabes realmente qué es la compasión. No es tu culpa; nadie nos enseñó a desarrollar esas semillas que venían con nosotros. En lugares como Chile, por ejemplo, existe la paz -si bien llena de sobresaltos, tanto sociales como políticos-, es inigualable a lugares como por ejemplo Siria, donde se vive una guerra imparable por años ante los ojos de todo el mundo. Hasta hace muy poco era difícil para nosotros sentir lo mismo que sienten los sirios cuyas casas han sido destrozadas.

Pero ahora, gracias a las tecnologías de la información, existe una esperanza ya que actualmente podemos ver en tiempo real cosas como las muertes de niños en hospitales bombardeados. Lamentablemente en vez de ponernos en su lugar, nos pasmamos frente al televisor y resolvemos la incomodidad que sentimos imaginando que es ficción. Es porque todavía no sentimos que este mundo sea propio, nuestro, que nos pertenezca. Eso es otra capacidad que no hemos desarrollado: el sentido de pertenencia, e incluso con la globalización aún es un sueño lejano.

shock

La guerra de Irak fue vista en vivo por TV en prácticamente todo el mundo.

Si todos nos sintiéramos como un niño víctima de la guerra, no dejaríamos de marchar por las calles hasta terminar con cada uno de los más de 40 conflictos armados que existen hoy en el globo.

Soy periodista y hace un par de años tuve la oportunidad de hacer un diplomado de corresponsal en operaciones de paz. Pude adentrarme en lo que ocurre cuando un grupo militar de un país determinado ingresa a una nación en post guerra y colabora con el reestablecimiento del orden, todo mientras la prensa anda dando vueltas y necesita ser resguardada.

La verdad es que a pesar de sólo ser un diplomado (pude haber sido enviada a un contexto de post guerra pero eso nunca ocurrió), mi impacto fue tremendo porque pensaba que sabía todo lo que puede llegar a ocurrir en un país que ha sufrido la guerra. La verdad es que probablemente ni tu ni yo vayamos a vivir nunca las atrocidades de ese escenario, pero no exageraría si dijera que una parte de mí salió deprimida y derrotada después de esa experiencia, principalmente porque la guerra es algo que sigue pasando una y otra vez sin parar.

Cuando vemos imágenes del último episodio en Bélgica, considerado por todos los expertos y hasta por el mismo Papa una muestra de la tercera guerra mundial en etapas que estamos viviendo, no lloramos ni nos afligimos. Generalmente lo que hacemos es tomar una postura y armar una opinión crítdescargaica frente a los hechos, pero desde la distancia. Y hay quienes ni eso hacen.

Existe una película danesa que está en los cines nacionales en este momento, llamada “A War”, que muestra diferentes lados de lo que significa un conflicto armados; lo que viven los militares, las familias de quienes están involucrados y las víctimas. La recomiendo sobretodo porque resulta interesante que por una vez este tipo de historias no sean contadas desde Hollywood.

Nadie está hecho para la guerra. Quienes la hacen representan la maldad y quienes la dejan existir la indiferencia. Maldad e indiferencia se llevan bien, pueden coexistir sin que ninguna moleste a la otra y así ha sido por siglos impunemente. La noticia es que como seres humanos estamos hechos de otras sustancias y poco a poco, con la lentitud de una flor que quiere dejar ver sus colores, ellas nos dominarán por fin. Eso se llama evolución. ¿Qué sustancias son? Si puedes responder, ya has dado el primer paso.

Anuncios


Categorías:Columnas

Etiquetas:, , , , , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: