Video de Luksic: el tamaño de un ego

Dibujo

Con un video de 7 minutos, el hijo de Andrónico Luksic viralizó las opiniones de su poderoso padre, uno que rara vez responde preguntas y que ahora decidió hablarle al país pero desde su cómoda oficina y con las preguntas elaboradas por nada menos que su propio hijo (¡!) en vez de responder el cuestionario periodístico de rigor. Ni loco da una entrevista de verdad, para qué, lo aniquilarían en 10 minutos. ¿Patudez?

Ego, más que nada. Se nota en sus palabras que le dolieron los insultos del diputado Rivas y nos saca una lágrima con la historia de su madre muerta cuando él tenía sólo cuatro años. Un dato que no dice poco, ya que quizás desde esa época que se volvió insensible. ¿Por qué mi ironía? En el video reconoce tener un 40% de Alto Maipo, es decir debería estar la tanto de lo que ese proyecto puede provocar, pero se hace el ofendido, cómo que nadie debiera cuestionarle absolutamente nada porque también están los otros con el 60%. Si nos vamos en esa, entonces me parece apropiado usar el mismo tono que él, cuando afirma que no es capaz de hacer llover. Nunca tan poderoso.

Es inaceptable que use la excusa de que su hijo lo convenció para sacar la voz justo ahora, pero seguramente el hijo no hizo lo mismo cuando medio Chile quería saber por qué Andrónico padre recibió a la gente de Caval en sus oficinas. Hablar en ese tiempo hubiera sido suicidio, pero esta vez parece que el ego pudo más.

Reconoce cosas insólitas viniendo de él, que provocan incluso sospecha, como cuando dice que debió hablar antes, cuando pide disculpas en caso de haber cometido algún error y hasta se arrepiente de la reunión con Caval. Lamentablemente, para él, al final del video se acusa solo, cuando agrega que este es su país y no tiene por qué irse. O sea se sintió echado y captó que aquí nadie lo quiere, por lo que tuvo que salir con un videito casero de poca monta y bajo su propia ley -para variar, como siempre hace lo que se le antoja-, muy poco serio para alguien con tamaño reloj de oro, colleras y esa incómoda ponchera que delata una permanente satisfacción.

Andrónico dice que los tonos del diputado Rivas podrían causar una mala convivencia en el país. Yo me pregunto en qué país vive este señor, porque la sana convivencia se perdió hace rato o que salga a darse una vuelta.

Los empresarios dan trabajo, dice, han hecho un aporte, claro que sí. Pero no por eso se les va a aguantar de todo, no señor. Vaya acostumbrándose a los insultos o decídase a dar una entrevista como un caballero, no escondido detrás de la cámara de video de su propio hijo.

Por último, si va a hacer un video sin aceptar preguntas periodísticas, que son las que le interesan a la gente (¿o no es acaso para eso el video, para hablar con la gente?), tenga un mínimo de humildad y haga un mea culpa de por qué recibió aquellos insultos y por qué siente que nadie lo quiere en Chile. No venga a tirarse al suelo con la muerte de su madre, mire que la sensibilidad de las personas ya no está como para eso y tenga ojo, porque ahora lo que quiere la mayoría es ver a todos los tipos como Usted sufrir como ellos. Y eso es sufrir bastante.

He dicho.

El videito:

Anuncios


Categorías:Columnas

Etiquetas:, , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: