Chupa el perro, el libro de Germán Garmendia

chupa-el-perro-9789585904095-rhmcSi no sabes que uno de los youtubers más famosos del mundo, Germán Garmendia, sacó un libro, no cachas nada. Este chileno, de 26 años, cantante y comediante, es dueño del segundo canal de Youtube con más suscriptores (27 millones) en todo el globo. El primero es de un sueco de su misma edad que hace las mismas idioteces; comentar video juegos y hacer chistes.

Puede ser que mi nivel intelectual ande por los suelos, porque no entendí el título “Chupa el perro” que alude a una talla interna entre Germán y sus seguidores (algo así como ándate al carajo, pero dándole a la palabra perro un sentido divertido), pero no importa porque sí capté y me interesó mucho el contenido de su primer libro. Resulta que Germán decidió dar consejos útiles para jóvenes o adolescentes, tocando con su particular humor temas como las mudanzas, ser nuevo en el colegio o enamorarse por primera vez.

Quise saber más porque todos los niños que conozco hablan de él y me di cuenta que Germán es un fenómeno comunicacional hijo de la sociedad actual; hiperconectada, consumista y solitaria. Muchos jóvenes no encuentran hoy el espacio para hablar de sus dudas y temores con sus siempre muy ocupados padres y Garmendia -tal como un Papelucho postmoderno- llega a entenderlos y dirigirse a ellos en forma cercana con chistes, juegos de palabras y un histrionismo sin igual (tiembla Jim Carrey). Es un gran actor notable, sensible, simpático, natural y con un humor tan blanco que dan ganas de ponerse a llorar.

hola-soy-german-german-garmendia-fotos-fotografiasHay madres que no permiten que sus hijos de 8, 10 o 12 años lo vean porque dice garabatos y no tiene ningún tipo de restricciones, pero están haciendo el loco porque Germán se hizo dueño de la web y sería imposible tapar el sol con un dedo. Y más que eso; lo hizo en forma limpia, él asesorándose a él mismo, creando guiones y haciéndose notar sin un aparataje por detrás. Encima, está consciente de la edad de su público y su libro lo prueba.

Aquí anima a los chicos a jugar con animales, salir al aire libre  -lo que podría perjudicar su propio canal de Youtube-, hacer buenas obras, ser uno mismo y buscar figuras positivas a imitar. No deja de ser fantástico que con el nivel de arrastre que tiene, opte por dejar siempre mensajes positivos, aunque sea del modo más ridículo y bobo del mundo. Probablemente su historia personal, con cambios de ciudades cuando era chico y la pérdida de su padre a temprana edad, esté presente en el libro como forma de biografía.

Hay algo en esto de la risa fácil que cada vez se reconoce más, y es que aprendemos a perder el miedo al ridículo y reírnos de nosotros mismos. Es una actitud sabia que libera. La semana pasada, Garmendia dejó la escoba en la Feria del Libro de Colombia donde estuvo 12 horas firmando ejemplares, colapsando completamente el lugar y también su salud. Después de este incidente -y otros con Germán dónde han pasado cosas parecidas- decenas de artículos se han escrito sobre su fenómeno y el hecho de que los medios de comunicación -sumidos en una crisis histórica- no capten por qué este genial youtuber conecta tanto con su audiencia.

maxresdefaultEs interesante que un hombre escuchado por 27 millones de jóvenes se ría del arquetipo de macho recio, se ría del amor perfecto y de todos esos ideales impuestos como el cuerpo perfecto, el éxito, las múltiples actividades, etc. Seguramente él no calzaba con nada de eso y puso su talento al servicio de apuntar cuánta tontería anda dando vueltas. El valor no es sólo el humor, sino evidenciar cómo hemos estado condicionados desde chicos para cumplir estándares. Encima, ¡puso a los niños a leer! Qué mejor.

Es cierto que últimamente se ha visto en diferentes ámbitos una suerte de venganza de los nerds, donde aquellos que antes hubieran encontrado dificultad para expresarse ahora tienen mayor cabida, y hasta mayor llegada. Está sucediendo con escritores, actores, intelectuales y probablemente siga ocurriendo como parte de la mutación y evolución social. Las tecnologías de la información hicieron lo suyo, y hoy no necesitamos a nadie que nos valide; sólo abrimos un canal de Youtube y ya.

Su estilo para hablar, rápido y en spanglish, me hizo pensar en la sociedad actual que está llena de tareas y que copia el modelo estadounidense de vida. Me parece genial que sus rutinas sean habladas a toda velocidad como una manera neurótica y loca de tratar de meter mucha información en poco tiempo, como si fuéramos máquinas tecnológicas que no pueden perder un segundo. Quizás sea sólo yo, pero creo que este comunicador/artista reflexiona sobre sus guiones o improvisaciones y no sólo busca brindar un pasatiempo, sino también una crítica.

Asique bien por él, se merece todo el éxito. Que siga con esa creatividad desbordante y sorprenda con más novedades. Sólo agregar que por favor ponga el acento de su nombre en sus dos canales de Youtube, Hola Soy German y Juega German. Si pues, si hay niños mirando.

https://www.youtube.com/user/HolaSoyGerman

https://www.youtube.com/c/juegagerman

 

Anuncios


Categorías:Libros

Etiquetas:, , , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: