La dictadura tecnológica: ¿siempre el que pierde es uno?

descarga (1)Con las nuevas tecnologías y su rápida o casi inmediata actualización de sí misma, no se ve claro quién es el que pierde cuando alguien no logra subirse al carro. Tal pareciera que las marcas de smartphones, notebooks, ipads y otro aparatos, no están tan preocupadas de enseñar a sus posibles clientes el uso de sus nuevos productos, tanto como venderlos lo antes posible y al mejor precio. Para eso, creativas estrategias de marketing comunicacional se echan a correr sin pasar por la etapa de la experiencia, donde me atrevería a decir que miles de usuarios quedan parados al no poder seguir el funcionamiento de la máquina en cuestión.

Es la dictadura tecnológica para amargarnos la vida con constantes cambios que además son repentinos. Si no aprendes a manejar el nuevo ajuste de Gmail, o lo último de Facebook a veces incluso puedes tener problemas para trabajar.

Escuchamos todo el tiempo a nuestros padres que andan preguntando: ¿cómo se hace un Facebook?, ¿cómo veo el programa de ayer en internet?, ¿cómo me quejo por Twitter con la empresa que me falló? Lo otro que no saben es que una misma está tratando de captar qué es Periscope, cómo subo un video a Youtube y qué pasó ahora que se puede transmitir en vivo por Facebook. Y cuando se trata de los dispositivos electrónicos, como smartphones y otros, éstos llegan a nuestras manos sin que nadie se tome la molestia de enseñarnos a ocuparlos; es intuitivo dicen, entonces ahí uno tiene que ir viendo, preguntándole al de al lado y sobreviviendo de la buena voluntad de quien se tome un rato para instruirte. Tenemos que mendigar información valiosa para estar en la sociedad actuaold person pc_162937130-thumb-380xauto-2934l.

Lamentablemente, para ciertos públicos, eso de ir viendo llega hasta por ahí no más; a la tercera traba el aparato se deja de lado para nunca más ser considerado. Es así; hay quienes se quedan con el efecto post traumático de no haber podido manejar un teléfono o computador y nunca más aprenden a incorporarlo en su vida.

Todos queremos tener un día a día mejor con aquellas tecnologías que ofrecen nuevas opciones, pero difícilmente podemos estar enseñando a nuestros padres todo lo que va sucediendo, si nosotros mismos estamos tratando de comprenderlo. Es cierto que muchas plataformas, como Snapchat o Instagram, incluyen manuales bastante didácticos y prácticos, pero hay segmentos de la población que nunca han funcionado con tutoriales de internet y que sólo saben incorporar la nueva información a través de la experiencia y la palabra, como en la sala de clases antigua. Mi madre, por ejemplo, es una fanática de que todo se lo expliquen, si le digo: esto se aprieta aquí y te aparece esta ventana acá, por ejemplo, me dice: ¿y por qué? Y hay otras personas que gustan de anotar el paso a paso o ir probando todos los botones a ver qué sucede, cuando no saben volver atrás, tiran la cosa lejos.

descargaA veces temo por mi vejez, ¿cómo voy a entender el próximo sistema que se masifique en cuanto a inteligencia del hogar? ¿Podré pagar las cuentas a través de un holograma? ¿Lograré manejar un auto cuando se comercialice la fuerza anti gravitatoria? Son preguntas que una se hace.

Pero una pregunta más interesante es quién pierde, ¿la empresa de tecnología o yo? Quizás perdemos ambos; yo porque me quedo sin avanzar en calidad de vida, dependiendo de la buena voluntad de otros para hacer las cosas de la manera más eficiente, y la marca que vende un producto que no enseña a usar a todo el espectro de posibles clientes. Clientes que necesitan aún más que los otros esas tecnologías en sus vidas porque cada vez tienen menos energía y salud.

Me pregunto por qué nadie hace un simposio generacional donde se incentive a la educación tecnológica y se deje de fomentar esta como algo exclusivo de entendidos e hiper conectados. Me pregunto por qué marcas tan grandes como Apple o Samsung no dedican tiempo a que los grupos vulnerables, tanto en edad como en estrato socioeconómico, puedan llegar a manejar sus dispositivos cambiando la sociedad desde esos sectores.

1-old-people-techQué sucede por ejemplo con las personas enfermas o postradas, ¿no es acaso la tecnología para mejorar nuestras vidas? ¿No son ellos los que más la necesitan? Pienso en mi abuela por ejemplo, no se imaginan cuánto le gustaría no tener que depender de otros para solucionar los trámites cotidianos de su vida; pedir una hora al doctor, solucionar una duda con una cuenta o comprar verduras.

También me pregunto por qué yo misma a veces me molesto cuando otros me piden que les explique ciertas cosas y es porque yo también estoy tratando de entenderlas. Lo reconozco, no soy la persona más hábil del mundo para este tipo de cosas, pero creo que represento a muchos, cientos o miles quizás. Con la TV, internet y sus redes sociales, el celular, el notebook, etc , a veces me cuestiono la necesidad de tener que estar al día con todo. Sin embargo sé que muchas cosas buenas se pueden obtener de la tecnología y trato de sumarme para averiguar cómo mejorar mi vida.

Las empresas, por su parte, si bien muchas veces inician sus inventos con la interrogante sobre cómo incrementar la calidad de vida, a la hora de vender eso es todo lo que importa. Mi teoría es que si se enfocaran en la utilización de los productos y sus múltiples funciones, plantarían la sensación de que la tecnología es para todos, haciéndose cargo de la post venta que les corresponde y de paso ganando en números por cuanto muchos de los públicos que quedan fuera han demostrado un claro poder adquisitivo.

En el fondo es una cuestión de ética, pero la ética en la tecnología es un tema temido y complejo. La nanotecnología, el aceleramiento de partículas y otros experimentos revolucionarán el mundo a niveles que de sólo pensarlos, me comienza un dolor de cabeza por el estrés de no saber si lograré dominar el siguiente aparato y su modus operandi.

Anuncios


Categorías:Columnas

Etiquetas:, , , , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: