Un gurú llamado Jodorowsky

a

*Pincha las imágenes para agrandarlas.

Confieso que me resulta difícil atacar a alguien como Alejandro Jodorowsky. El tipo tiene un talento artístico envidiable; es escritor, creador de cómics, director de cine, poeta, tarotista, mimo y creador de su propio sistema de sanación al que llamó psicomagia; polémica técnica que a través de ejercicios físicos y mentales ayudaría a superar traumas y causas de enfermedades.

Esta no fue su semana. Jodorowsky tiene redes sociales muy activas y a sus 87 años se mantiene escribiendo frases para millones de seguidores que le presentan dudas de todo tipo para que su gurú les brinde una solución psicomágica. Pero cuando hace unos días una mujer le dijo que había sufrido abusos y que hoy tenía dificultad para desear a su pareja a pesar de amarla, Jodorowsky le habría dado un consejo un tanto peculiar. Digo “habría” porque varios de los mensajes que iban y venían ya no están, fueron borrados de su cuenta e incluso él acusa que un impostor se hizo pasar por él al final del conflicto.a2

El Jodo, como le dicen algunos, le respondió a su seguidora por Twitter para decirle que debía disfrazar a su pareja del hombre que había abusado de ella. Con esto, una lluvia de ataques comenzaron a reventar sus redes sociales. El gurú se defendió, luego salió su mujer Pascale (décadas menor que él) a interceder y finalmente todo quedó en una aclaración incomprensible donde él no se arrepiente de su consejo pero culpa a Twitter de no tener espacio suficiente para explicar por qué recetó esa idea a su aproblemada seguidora. Además, un tercero habría entrado en la conversación, haciéndose pasar por él y viralizando una agresiva respuesta de Jodorowsky donde decía que es “preferible ser violado por tu padre que por un desconocido”.

La prensa lo entrevistó, dio un par de cuñas y cerrado el asunto. Hoy 13620213_10153835158846519_7503030103032016082_nsigue publicando posts como antes, pero quizás esta pequeña disputa haya marcado un antes y un después en su carrera. Podría ser uno de esos casos donde cuando ya has hecho todo, conseguido fama y reputación, vas y la cagas. Durante los dos o tres días de ataques virtuales, Jodorowsky vivió lo que es ser repudiado por cientos y cientos de personas que bien pudieron antes escucharlo o hasta admirarlo. Pudimos conocer la furia del artista y jamás sabremos si fue frustración por ser malinterpretado o ego por no ser aprobado.

Especulaciones aparte, para mi gusto esta situación ejemplifica justo lo que ocurre cuando nos topamos con un falso maestro. En este caso en particular, no me quedó tan claro quién fue el malo y quién el bueno, pero lo importante es entender que una persona que pide consejo puede encontrarse en un estado vulnerable delicado y necesitar ayuda profesional. Eso en primer lugar, ya que no es lo mimo hablar con alguien emocional y psicológicamente estable que con una persona en crisis. Lo segundo es medir siempre la ética de quién está ayudando o enseñando, para determinar si lo que dice está dentro de nuestros parámetros valóricos. Una excelente vara es preguntar a otros su oa3pinión con respecto al consejo, algo que aquí no era necesario porque se dio en forma pública y el repudio fue inmediato.

Si es que la mujer que pidió ayuda efectivamente existe y tiene el problema que manifestó, al recurrir a Jodorowsky no estaba buscando precisamente ayuda médica, sino una idea creativa que removiera lo que le impide seguir adelante con su vida. Como la cosa se anduvo enredando, no se comprendió bien lo que el gurú tenía en mente para resolver el trauma de la mujer y quizás si hubiese sido un consejo entregado a puertas cerradas, quien sabe si hasta hubiese funcionado. Hay temas sensibles que son parte de la vida y que al ser tratados íntimamente se crea una burbuja donde sólo tú sabes lo que ocurre y mantenerlo en secreto te permite hacer cualquier cosa, lo que sea para superar lo que te está pasando. Nadie hará juicios, nadie sabrá jamás que quizás has hecho lo indecible para salir adelante. Habría que preguntarse con una mano en el corazón quién no se la ha jugado armándose de valor para hacer algo difícil con la esperanza de obtener un resultado positivo.

a4No busco en ningún caso justificar a Jodorowsky, ni me considero su seguidora -a lo más soy su estudiosa- pero yo me pregunto; ¿quién se preocupó de la mujer que planteó su problema? Saltamos a atacar a quien propone una idea diferente y polémica sin saber si esa víctima de un abuso ya ha intentado todo sin éxito y se encuentra en la más terrible desesperación.

Por otra parte, siempre hay que comprender que cualquier persona que nos guía y nos enseña es también un ser humano con defectos y que comete errores. Jodorowsky no da remedios, no hace terapia; da consejos de magia y esta no es la primera vez que resultan retorcidos, porque de hecho esa es la idea; retorcer la mente hasta ganarle, engañarla y vencer sobre esos traumas que nos dominan.

a5Hay que entender a las personas en su contexto, al Jodorowsky hijo de inmigrantes judíos ucranianos con infancia en Tocopilla (se enojó porque no le dieron una calle con su nombre mientras sí se la daban al futbolista Alexis Sánchez), que viajó por el mundo en los años ´40, conoció chamanes, escapó balas, perdió un hijo, en fin, el Jodorowsky que escribió “La Danza de La Realidad”, una de las películas más duras que he visto en mi vida (basada en su libro del mismo nombre).

Qué ciencia, cuál coherencia. Jodorowsky ha dicho que estudió el psicoanálisis, pero sólo para darlo vuelta. Ha sido enfático en afirmar que un científico no puede ser terapeuta porque la curación viene de los artistas y los poetas. No me atrevo a refutarlo, por cuanto yo misma me he salvado de la locura gracias a la poesía de grandes iluminados.a6

Quizás, esta polémica que resonó en varios países, haya llegado justo a tiempo tanto para Jodorowsky como para sus seguidores. Ahora que él estrenó su última película, “Poesía Sin Fin”, y acaba de dar la bienvenida a un nieto, seguramente es hora de balances; y también ahora que las redes sociales nos consumen y son nuestra forma de comunicación más utilizada al tiempo que vivimos un despertar global donde las personas se están abriendo a nuevas formas de sanación y la medicina tradicional está en tela de juicio.

Serán los sabios los que se queden con la última palabra y nosotros los que tengamos que aprender a distinguirlos.

Anuncios


Categorías:Columnas

Etiquetas:, , , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: