La verdadera oveja negra de los Piñera

imagesCuando uno pensaba que no podía existir un hermano Piñera más extraño, apareció esta semana José. Andaba dando charlas por el mundo sobre una idea que si se llega a caer en Chile, podría caerse en todos los lugares donde se replicó. Ya todos sabemos de quién se trata, pero difícilmente podíamos imaginar que tendría semejante falta de respeto con uno de los periodistas más reconocidos del país y fuera capaz de jugar tan sucio a la hora de cumplir su palabra.

El ex ministro del Trabajo en dictadura y creador del cuestionado sistema de fondo de pensiones y AFPs, no sólo se negó a responder las preguntas de Juan Manuel Astorga en un programa que fue grabado, sino que quebró el acuerdo con Televisión Nacional y se fue a otro canal apareciendo antes en vivo, dejando claro que su palabra no vale nada. Hay que ver cómo cambió de actitud en dicha segunda instancia, tratando de “Usted” a la periodista Soledad Onetto y explicándose con mayor calma y mejor forma; tal vez porque se trataba de una guapa mujer o quizás porque no podía intentar defender su sistema por segunda vez sin éxito. A ella no la corrigió cuando dijo “dictadura”.

José tuvo todas las oportunidades para decir lo que quisiera en el espacio de Astorga, El Informante, pero se dedicó a atacar el trabajo periodístico del mismo de manera taimada y majadera, como lo haría un niño de esos tan mimados que no dan su brazo a torcer. Dan ganas de preguntarse, ¿quién fue la madre y el padre de este individuo? ¿Cómo se las arreglaron para criar a un ser tan particular y ególatra? Realmente si estuviera viva, una entrevista a la madre de José aclararía muchas cosas, ya que -como contaba anoche la periodista Alejandra Matus en un programa en vivo- ella estuvo ahí para lidiar con las rivalidades entre José y su hermano ex Presidente de Chile, Sebastián, incluso instalando un ring en la casa para que solucionaran sus diferencias a golpes. Una idea un tanto peculiar.

Se sabe de la eterna mala onda entre los hermanos más destacados de la familia Piñera y ahora que José apareció a la luz pública después de años, -anunciado a lo Rockstar justo cuando miles de personas salen a las calles para pedir mejores pensiones- el panorama se ve incierto con las aspiraciones de Sebastián de obtener nuevamente el poder presidencial.

Fue una excelente decisión del equipo de TVN no darle en el gusto a José cuando pidió que todo el programa se grabara de nuevo, sin la nota introductoria que él consideró sesgada. Así, lo mostraron tal cual es, con su eterna actitud encapricahada que no fue capaz de superar para continuar con el programa. Repitiendo el nombre del periodista permanentemente entre sus frases, se mostró con cero manejo comunicacional, cero empatía y cero interés de llegar a la gente. Este es el mismo José Piñera ex candidato presidencial y cabe preguntarse si es así como foto_0000000720160804203320solucionaría cada problema estando al mando del país.

Mi abuela siempre nos decía que los Piñera “eran un rotos”. “A pies pelados andaban” -ustedes saben cómo son las abuelas-, “unos muertos de hambre”. Seguramente lo que quería decir, es que se trataba de una familia con mala reputación y considerada de bajo nivel educacional para la época. Muchas personas hablaban mal de ellos en los círculos sociales de antes, cuando el pequeño José apenas era un niño.

Juan Manuel Astorga, si bien pudo manejar mejor las cosas periodísticamente hablando, se comportó como un caballero durante el transcurso de la “conversación”, demostrando frente a todo Chile cuál es la diferencia entre buenas costumbres y ordinariez. Mención aparte para la periodista Soledad Onetto, quien debió rechazar la oferta de José para asistir a su programa, enseñándole que entre periodistas no se juega sucio.

La violencia y arrogancia de José Piñera, no contribuyó demasiado al debate de carácter nacional sobre los fondos de pensiones y las bajas jubilaciones para los trabajadores, pero sin duda contribuyó a revelar quiénes son las personas que están detrás de los nefastos sistemas que tenemos que soportar a diario los chilenos.

Cuando una persona a todas luces inteligente, se cree demasiado buena como para bajar de su mente y conversar con la gente a través de los medios de comunicación -gente a la que afectó con su idea en primer lugar-, hay que pensar si es que tuvo en consideración a esas personas cuando las sometió a una jubilación indigna. Es cierto, todo es perfectible como dijo hasta el cansancio José. Lo primero que debiera perfeccionar él, es la calidad de su trato con otros, para que cuando abra la boca sus ideas sean consideradas y no quede como un idiota despreciable al que nadie quiere volver a escuchar.

Anuncios


Categorías:Columnas

Etiquetas:, , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: