Novela “Corazonada”: donación de órganos y la importancia del corazón

CorazonadaLa escritora y periodista chilena, Romina Azócar, habla de su primera novela “Corazonada”, que trata sobre una donación de corazón justo cuando en Chile han estado sonando campañas independientes de familias desesperadas por salvar a sus seres queridos, necesitados de un trasplante. Pero además, esta historia busca meterse en los rincones más hondos del misterioso órgano humano, a través de la protagonista, Naomi Klotz, que al enviudar debe enfrentarse al nuevo dueño del corazón de su marido; un niño de nueve años.

-¿Cómo definirías “Corazonada”?

Hay quienes consideran que es un drama, mientras otros la vieron como una historia de amor, pero no de romance del tipo “se conocen, se casan y felices para siempre”, sino de un amor que va más allá de lo que podemos comprender. No me di cuenta de lo que estaba haciendo, hasta que recibí los primeros comentarios y hoy creo que mi intención fue sacar una historia que había quedado en mi inconsciente desde pequeña, principalmente porque siempre me ha interesado el corazón por sobre el intelecto. Es una novela que parte con el ritmo de una situación límite, para decantar en momentos de gran contemplación. También, creo que es la historia de una mujer que se permite sentir todo en libertad, para mí es una especie de heroína contemporánea.

-¿Por qué hay que hablar más sobre la donación de órganos?

La donación de un corazón es la más controversial para mi modo de ver. La donación de órganos en general, es un tema delicado y muy personal, pero cuando hablamos del corazón, nos metemos en el misterio más profundo de la existencia humana, uno que aún falta por descifrar y que ha quedado al último, como dice Christoph, uno de los personajes del libro.

No pretendo convencer a nadie de que sea donante, por el contrario, me interesa que se respeten todas las posturas y que nos dejemos de apuntar al otro por pensar diferente. Yo creo que estas campañas que vemos en redes sociales, sobre un corazón urgente para un enfermo -que prácticamente es un muerto en vida-, son un potente reflejo de que las cosas no están bien. Si un enfermo depende de tener que mover masas así, entonces todo lo que sucedió previamente ha fallado y eso es algo para cuestionarse.

-¿Por qué te interesa tanto el corazón?

3

La autora Romina Azócar.

Es lo que nos une como humanos. Me llama poderosamente la atención que podamos sentir amor por alguien y esa persona por nosotros, y creo que es hora de realzar los sentimientos por sobre la razón. La era racionalista quedó atrás, debemos aprender sobre nuestra esencia. Pensar está bien, pero el amor nos permite mirar el mundo desde la compasión y la conexión con nuestro centro. La ciencia hoy puede explicar por qué cuando estamos pensando en alguien que amamos, esa persona nos llama por teléfono; ese tipo de cosas ya no son clichés de películas, es la forma en que viviremos. Creo que el amor se tomará el mundo más temprano que tarde.

-Una de las localidades de la historia es Rapa Nui, cuéntanos por qué elegiste la isla.

Porque me enamoré de Rapa Nui, es un lugar espectacular y único en el mundo, de colores intensos y una libertad que nunca antes vi en mi vida. Pero hoy se encuentra muy descuidado y mal tratado, por eso era tan importante para mí ponerlo en la novela, aunque fuera en pocas escenas. Esos momentos son cruciales, porque es donde los protagonistas viven su amor.

Yo creo que como chilenos, podemos redescubrir Rapa Nui y su riquísima cultura para darle el lugar que se merece. Un componente innegable de la isla es el misterio, que igual que en el caso del corazón, propone un enigma gigante que aún se discute.

-¿Puedes adelantar algo más de “Corazonada”?

Naomi Klotz es una mujer joven que ha podido amar en esta vida y que cuando pierde a su marido, se une al mejor amigo de éste, Christoph, para averiguar qué fue realmente lo que hizo cuando decidió donar su corazón. Yo me meto un poco en la parte legal y en el procedimiento, sin que sea necesariamente como sucede en Chile, para mostrar a personajes que deben sortear situaciones complejas, donde la pregunta sobre el amor humano está siempre presente. Hay cosas extrañas que comienzan a suceder y que obligan a Naomi a conocerse a sí misma.

-¿Crees en sucesos sobrenaturales o inexplicables que se observen en la vida diaria y que cambien nuestras creencias?

Soy una amante de todo eso, del misterio en general, no de forma terrorífica, sino del enigma de estar aquí, del “¿de dónde venimos?” y de cualquier cosa que la ciencia arrogante no pueda explicar. La segunda parte de “Corazonada”, que debiera estar el 2018, sigue esa misma línea, porque la búsqueda de los personajes finalmente es la misma mía y de todos; seguir preguntándonos permanentemente quiénes somos.

Además tocaré el tema de los monjes Tupyara, que son famosos en todo el mundo por sanar a personas gravemente enfermas a distancia, cuando nada más ha funcionado. Supe de ellos cuando era muy joven y su existencia me apasiona.

10352753_10154462396090107_7458260928788310918_n

Rapa Nui es escenario de la novela “Corazonada”.

-¿Eres donante?

Mi opinión es que se trata de una decisión íntima y como tal debiera ser secreta, como el voto. El voto es privado para que nadie sea atacado ni ponga en riesgo su bienestar debido a sus creencias políticas o ideológicas. A mi me parece que en esto no hay blancos o negros, yo tengo una postura intermedia de “depende de la situación”; no es lo mismo donar órganos de un niño que de un adulto, para mí no es lo mismo donar el corazón de tu hijo pequeño que el de tu abuela, en fin, son muchos los detalles. La forma de morir también influye, porque si ocurre un accidente muy violento, las personas entran en estado de shock y no logran pensar bien para poder decidir.

La ley hoy dice que los familiares tienen la última palabra y creo que cada uno vive su duelo de forma diferente, como puede. Además, yo respeto y admiro a quienes son capaces de cambiar de opinión y no se quedan siempre con una postura fija. Lo otro que me pasa es que, si bien no cuestiono el sistema de salud propiamente tal, sí cuestiono la forma de hacer medicina. Me rebelo contra la poca información que se decide dar a las personas, creando este 50% actual de gente que se niega a donar los órganos de sus seres queridos.

-¿Cómo cambiarías ese 50%?

Partiría por educar para que perdamos el miedo a la muerte. Después, por entender el cuerpo -ya con esas dos cosas estamos al debe-, y finalmente hablaría con la verdad y sin tanto tapujo. Me gustaría que la donación de órganos fuera un tema de mesa como es hoy el aborto, creo que ambos se parecen porque no tenemos por qué estar de acuerdo cuando se trata de algo tan íntimo.

Hay quienes creen que hay vida desde el primer segundo de la concepción y quienes niegan eso, hay quienes creen que estás vivo cuando te sacan los órganos y personas que creen que eso es pura ficción. Hay que dialogar en el sentido de debatir, pero no por eso exhibir nuestras posturas. A mi me sucede que cuando alguien grita al viento que es donante, me da vergüenza ajena, porque es algo que involucra tu cuerpo, la forma en que estás en este mundo y yo siento un respeto por eso. Siento que hay demasiada ignorancia camuflada de desapego. Mucha de la gente que sale a la calle a decir qué harán con sus partes cuando ya no estén aquí, lo hace para imponer su mirada y condenar al que tiene dudas.

Por último, yo expondría cuáles son las aprensiones que tenemos hoy. Si son contra el sistema de salud, entonces empezar por ahí, pero si es un tema espiritual debemos aprender a respetar las diferencias. Yo creo que la ley actual es violenta al obligarte a ser donante, a excepción de haber expresado lo contrario. Esa presión de forzarte a especificar que no quieres donar tu cuerpo, es de patrón de fundo y no puede existir.

Por ejemplo, en mi caso, yo tenía una visión de la donación de órganos antes de tirar las primeras líneas de esta novela, y esa visión cambió al escribir la última palabra. Es porque en la vida todo depende del momento, de la persona, sus experiencias pasadas, etc.

*Corazonada está disponible en Amazon rxe.me/8LXNG2

Anuncios


Categorías:Notas y Entrevistas

Etiquetas:, , , , , , ,

1 respuesta

Trackbacks

  1. Novela “Corazonada”: donación de órganos y la importancia del corazón | Romina Azócar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: