A cinco años: la caída del avión que nos cambió

maxresdefaultComo periodista de un departamento de comunicaciones militar, ese viernes me había retirado de mi jornada laboral y me preparaba para asistir al teatro con unos amigos, cuando el editor de un diario me llamó a mi celular:

-¿Qué se sabe del avión que está desaparecido en Juan Fernández? El avión donde iba Felipe Camiroaga.

-Te llamo de vuelta-, dije.

Mi jefe no contestó el teléfono, llamé a una compañera de trabajo que estaba de turno por el fin de semana y comenzamos una plan de comunicaciones que no sabíamos cuándo iba a terminar. Un avión de la Fuerza Aérea estaba perdido en Juan Fernández y Felipe Camiroaga estaba en él con su equipo de TVN, en total 21 personas.

Trabajamos durante todo el fin de semana y los días siguiente 24/7; un buque debía llevar a todos los medios a la isla y la demanda era difícil de abarcar, el ministro de Defensa, Andrés Allamand, debía hacerse presente de inmediato y por esas cosas de la vida, esto le llegaba en lo personal porque su cuñado, el empresario Felipe Cubillos, se encontraba en el mismo CASA 212 que no había aterrizado en la isla según lo esperado.

Ese sábado, yo y mi compañera de trabajo que mencioné, iríamos a ver a Nick Vujicic que se presentaba en Chile por primera vez, pero no pudimos asistir. Justo esa mañana, Felipe Camiroaga había conversado con él en su programa matinal, en lo que sería su última entrevista que me pareció por lejos la mejor de su carrera. Todo fue muy simbólico, porque Camiroaga dijo ciertas cosas esa mañana que sonaron a despedida, entre ellas mencionó que ese día partiría al paraíso, refiriéndose a su viaje a la isla.File_201192204216

Cuando se confirmó que todos los tripulantes estaban muertos y como periodista ya podía decirlo libremente, me impactó la reacción de la gente que verdaderamente entró en un duelo nacional. Me llamó todo el mundo para saber si era cierto y el dolor se sentía en los medios de comunicación, en las conversaciones y en la calle.

Yo conocía al periodista de la FACH que murió en el accidente. Una amiga, colega suya, quedó destrozada con su pérdida y con el hecho de que ella misma había realizado ese viaje con ese mismo equipo de TVN antes y bien pudo haber estado en ese avión aquel día.

A todos los periodistas nos dio mucha rabia y pena, sentíamos que no estábamos protegidos para hacer nuestro trabajo y que este tipo de cosas demostraban el descuido de instituciones que a veces se acostumbran a actuar sin las precauciones necesarias. Cinco años después, hoy la controversia sobre qué ocurrió sigue en pie.

Cada foto que se encontraba me erizaba la piel, cada nuevo dato sobre los detalles del viaje decían más y más sobre un modus operandi cuestionable y peligroso. Se puso en duda también a TVN, por enviar a su equipo a realizar reportajes en aviones militares, en vez de pagar por medios civiles de traslado, pero esos eran escasos para un destino como Juan Fernández. Hacer periodismo es así, los trabajadores son guerreros que van a todas con tal de traer la historia y los resguardos pasan a segundo plano.

Yo había estado en Juan Fernández un año antes, durmiendo en la misma habitación del hostal donde Camiroaga dormía cada vez que visitaba la isla -lugar donde solía veranear cuando joven-, y la dueña no paraba de hablar de él y lo maravilloso que era Felipe. El tipo tenía un carisma envidiable que encandilaba a todo el mundo.

Luego vinieron los comentarios de sus tantas pololas o ex pololas y todo se pusfoto_0520130321135511o amarillento. Pero en mi oficina, en el día a día laboral, el temor no había decantado. Seguíamos siendo periodistas que se subían a buques y aviones por trabajo y que no estaban libres de un próximo accidente. Uno de mis compañeros, que estuvo en la isla durante la búsqueda del avión y los cuerpos, se veía emocional y psicológicamente superado, no sólo por la carga de trabajo insólita de atender a decenas de medios desesperados por noticia, sino por la carga de tener acceso a la impactante verdad y las imágenes de esos cuerpos destrozados que iban siendo encontrados con el paso de los días.

La caída de ese avión nos cambió a todos; al mundo periodístico, al televidente en su casa e incluso hoy se puede decir que cambió el orden de la televisión hasta ese momento, generando a la fuerza la renovación de programas que ahora, sin Felipe, veían realmente lo que eran.

También tuve la oportunidad de conocer a Felipe Cubillos, lo entrevisté y navegue con él por la isla. Era un tipo especialmente agudo -había cruzado el Cabo de Hornos navegando-, y tenía la gracia de haber instalado la marca filantrópica Desafío Levantemos Chile, con el fin de ayudar a las personas que lo habían perdido todo en el terremoto del 2010. Esa marca se estaba “robando” la tarea estatal de reconstrucción y no era bien vista por el entonces Presidente, del mismo modo que Camiroaga no estaba siendo bien visto por algunos sectores poderosos, que lamentaban sus declaraciones públicas en favor de la ecología y en contra de ciertas empresas que estaban destruyendo la naturaleza.

Poco tiempo antes, Felipe había perdido su casa; se le quemó y nunca se supo bien por qué. No digo todo esto para sembrar dudas, sino para apuntar las curiosidades de la vida; un avión que no debió despegar por diferentes razones, se cae y justo en él van Camiroaga y Cubillos. El país se desmoraliza, no es para menos, y hasta hoy no hay certezas sobre lo ocurrido.

Quizás, en cinco años más recién podamos ver la luz sobre este caso. Por ahora, recordar a los que no están a través de las cosas buenas que dejaron y seguir reviviendo su legado para que la investigación no quede en el olvido.

La última entrevista de Camiroaga fue con Nick Vujicic:

Anuncios


Categorías:Columnas

Etiquetas:, , , , , , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: