Cine francés: “No se metan con mi vaca”

descargaEsta comedia del año pasado, dirigida por Mohamed Hamidi, llega ahora a Chile para hacer sonreír y reír, a ratos por su ternura y a ratos por el absurdo de situaciones afrancesadas que no son las que más conocemos. Como un argelino intentando llegar a Paris con una vaca.

Fatah viene de un pequeño pueblo donde vive con su mujer, sus hijas y su amada vaca Jacqueline, y se dirige a pie hasta el Salón de la Agricultura, donde siempre ha soñado estar.

El protagonista y su inocencia -de esa que a veces raya en la estupidez y a veces en la genialidad- enamora y logra convencer con una historia nunca antes vista. No siempre se filma una película con una vaca, una muy bella en este caso, algo en lo que no estamos acostumbrados a reparar porque las vacas para la mayoría de las personas son simplemente comida, sin embargo se trata de animales increíblemente mansos y adorables.

El director visitó el famoso show de la Agricultura de París, donde vio cientos de vacas y su criterio fue únicamente que Jacqueline fuera de color marrón, para hacer creíble que era argelina. Hubo que elegir dobles para cada país de locación en la película, por la dificultad de estar trasladando una misma vaca.

El protagonista es el desconocido actor Fatsah Bouyahmed, quien ya había trabajado con el director en su anterior película. La elección obedeció a “su capacidad innata de transmitir humor, poesía y sinceridad, pero al mismo tiempo el ser poco reconocido lo hace ver fácilmente como un pequeño agricultor argelino recorriendo Francia a pie con su vaca”, dijo Hamidi.

Este hombre, que trabaja la tierra día tras día, le da un nombre francés a su vaca como un deseo oculto de ser parte de la famosa capital chic del mundo, tan cercana pero tan lejana y que en comparación con su pueblo natal, es otro planeta.

Su querida y amada vaca le es útil de compañía cuando su mujer no lo comprende y hasta sirve para llevar a sus niñas al colegio. La gente de toda Francia empatizará con este amor animal de Fatah, cuando se viralice su viaje-hazaña gracias a una reportera.

La historia tiene implicaciones políticas, por cuanto muestra que las personas, vengan de donde vengan, pueden vivir juntas y compartir sus costumbres a pesar de las diferencias culturales, de condición social o religión. Una idea muy controversial en la Francia de hoy.

Este film recibió los tres galardones más importantes del Festival de Comedia de Alpe D’Huez del 2015, debido a su concepto innovador.

Trailer de “No se metan con mi vaca”:

 

 

Anuncios


Categorías:Cine

Etiquetas:, , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: