¿Qué harías en un año sabático?

Offline wooden sign with a beach on backgroundComo casi todo depende del presupuesto, haremos como si contáramos con recursos necesarios para un año libre, sin trabajo formal, jefe ni responsabilidades. Un año sólo para ti, para explorar tus intereses y diseñar tu vida una y otra vez. ¿Cómo te imaginas este tiempo?

Eternas horas para buscar la mejor versión de nosotros mismos, descubrirnos, estar con uno sin distracciones inútiles, probar nuestros límites, gustos, sueños, contemplar el mundo y la existencia y quebrar la rutina. Para algunos el sabático es un espacio aún más intenso e importante, donde ojalá poder pararse de cabeza, saltar al vacío, elaborar una nueva identidad o recuperar la original, botar lo viejo y renacer. Por ahí dicen que si no mueres en esta vida, nunca has vivido del todo.

Mi tiempo para mi misma, lejos de la esclavitud del trabajo moderno, con horarimagesios, metas, competitividad, estrés, cesantía, deudas y demases, comenzaría tranquilamente. No partiría de inmediato a otro país, ni haría un cambio demasiado brusco, sino que estaría en mi vida actual observando dónde he estado viviendo todo este tiempo, con quiénes, haciendo qué y sintiéndome cómo. Una vez con la idea de qué estuve haciendo con mi vida, podría visualizar lo que sigue. ¿Viajes? Sí, muchos, a todos los lugares que se pueda. Clases sobre las cosas que me interesan, tiempo en casa conmigo para acomodarme y transformarla en un lugar cálido a mi medida, leer lo que nunca leí, estar sólo con quien me interesa estar, meditar, dormir, regar las plantas. Hacer un voluntariado, escribir, dejar de juzgar, estar despeinada, agradecer por la vida.

Se me vienen mil cosas más a la mente; terapia, mirar el atardecer con una copa de vino, escuchar música hasta quedarme dormida, bailar hasta morir de cansancio, aromaterapia, masajes, conocer gente totalmente distinta a mí, aprender otros idiomas, deportes nuevos, aunque no por eso extremos o peligrosos, pero sí desafiantes, hacer las cosas que me dan miedo, comer exquisiteces sin culpa y también alimentos sanos que no tenía tiempo antes para cocinar. Cocinar. Mirar las estrellas. Mirar hacia atrás y planear hacia adelante con toda calma.

imagesCreo que en mi caso no alcanzaría un año -ni tampoco la mayoría de los presupuestos-, pero lo que sí darían son las ganas y el entusiasmo por vivir la vida. Cambiarla, darla vuelta, escudriñarla y girarla otra vez, como si estuviera recorriéndola por todos sus ángulos y matices. Agotaría todas mis energías en un año fantástico para el recuerdo, pero al mismo tiempo intentaría vaciarme de las experiencias, limpiarme y vivir sólo el momento presente. Mi meta final sería aceptarme tal como soy y adquirir la confianza para construir mi día a día desde las más altas perspectivas.

¿Qué es lo peor que puede pasar? A veces no todo resulta como te lo imaginas y puede ser que incluso te desesperes, sientas culpa por dejar tu sistema habitual y caigas en una tremenda depresión, pero conserva la calma. Todo en la vida lleva a alguna parte, y esa parte a otra y esa a otra…Es como funciona esto.

Si no me crees, mira la experiencia sabática del exitoso diseñador Stefan Sagmeister:

 

Anuncios


Categorías:Columnas

Etiquetas:, , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: