Libro: “Luz que conduce al sendero divino”

fullsizerenderUn pequeño librito, muy ameno, con cinco pasos básicos de comportamiento para la felicidad permanente en esta vida, escrito por el gurú indio Vasant V. Paranjpe. Se basa en los Vedas que, como sabemos, son los cuatro textos más antiguos de la literatura india, que datan del II milenio A.D.C.

Los cinco códigos de conducta son: compartir, realizar buenas acciones, considerar el karma al pensar y actuar, estudiarse a uno mismo y realizar el ritual de agnihotra. En cada punto explica en términos simples los aspectos interesantes a considerar, por ejemplo en cuanto al karma insiste en que aquello que muchos llaman fatalismo no existe, y que todo en nuestra vida lo originamos nosotros mismos con nuestras acciones, y con respeto al agnihotra, entra en detalle sobre los poderosos efectos de este humo que por primera vez yo escuchaba.

Se trata de quemar ciertos elementos naturales a cierta hora del día para limpiar el ambiente y nuestra mente, al mismo tiempo que se limpia la capa de ozono, ya que los antiguos sabios que dejaron los Vedas en este mundo, advirtieron que el problema ecológico afectaría nuestro comportamiento al afectar la capa de ozono. Vale la pena al menos leer de qué se trata, pero yo aún estoy pensando si lo haré, puesto que incluye ciertas condiciones algo extremas relacionadas con excremento de vaca…Bueno, no por nada la vaca es sagrada en India.

El gurú Vasant V. Paranjpe era discípulo del maestro Gajanan Maharaj, de quien hay bastante literatura y se considera uno de los tantos iluminados indios. Es cierto que durante los últimos veinte años un occidental cualquiera podría hacer una larga lista de iluminados indios que andan proclamando verdades y acumulando seguidores, pero a mi parecer lo mejor siempre es remitirse al linaje de aprendizaje que la mayoría de las veces se puede encontrar; es decir quién fue maestro de quién.

10948234_882051141815643_878252712_n

Vasant V. Paranjpe realizando agnihotra.

Por ejemplo, si nos referimos al conocido y exitoso médico y escritor indio radicado en U.S.A., Deepak Chopra, podremos descubrir que estudió con Maharishi. Desde ahí hacia atrás, es fácil dar con el origen del conocimiento de su maestro, porque Maharishi Mahesh Yogui fue tremendamente conocido en occidente como uno de los primeros -si no el primero- en llevar el yoga desde India al otro lado del globo, hace no tantos años.

También es cierto que muchos de estos gurúes simplemente se dedicaron a negociar con el conocimiento védico (veda significa conocimiento en sánscrito), que si bien se trata de un patrimonio de la humanidad, ellos lo tuvieron más cerca como parte de su cultura y se dedicaron a darlo a conocer por todos los rincones. Sin ir más lejos, el autor de este libro llegó hasta Chile hace algunos años y fue así como me tocó leerlo. En mi opinión, si están haciendo dinero o no, no es tan relevante, o digamos que es secundario. No recomiendo pagar altas sumas por ningún conocimiento espiritual (el libro me costó menos de $4.oo0 pesos), pero como casi siempre habrá quien quiera cobrarte, lo mejor es quedarse con el valor del mensaje y olvidar lo que el otro pretenda ganar. Habrá quienes cobren mucho, poco y quienes no cobren nada (esos son los verdaderos maestro, sin duda alguna). Pero el maestro no es importante, sólo hay que ver qué está diciendo y de dónde viene.

Si se prefiere ir a los orígenes, siempre se puede estudiar los Vedas, que hoy cuentan con diversas traducciones. Lo que sucede es que los gurúes sintetizan y actualizan la enseñanza -que realmente puede hacerse muy pesada- para que no haya ni confusiones ni excusas para entenderla y seguirla, pero la opción está ahí.

images

Gajanan Maharaj.

Este libro es un grato recordatorio de velador para cuando necesitamos enderezar el rumbo y olvidamos cómo seguir viviendo. Se puede conseguir en internet o en escuelas de yoga y otros lugares afines.

Es un resumen de sabiduría útil para todos. No es necesario ni creer, ni no creer en Dios; “si la ley de karma existe, ella creerá en ti y operará”. Por ejemplo, dice que en vez de acostumbrarnos a satisfacer los deseos y obtener una felicidad temporal con eso, el camino a la felicidad es aprender a erradicarlos. Cuidar lo que se come, lo que se habla, lo que se piensa, lo que se hace. También hay un breve rescate del mensaje de amor de Jesús, reconocido como el maestro de maestros en todas las líneas o ramas espirituales (serias).

Dice: “volver a ser humildes, como un niños pequeños…para encontrar una paz que trasciende la comprensión”.  Además sintetiza todo lo que no sirve; las formas del negocio espiritual que hoy vemos por todos lados. Los vedas hablan de su conocimiento como una ciencia y auspician que en estos tiempos los científicos se verán obligados a girar hacia sus enseñanzas.

Una pregunta del libro me quedó dando vueltas: ¿Se irá toda la diversión de mi vida si en cada acción debo auto purificarme?

Respuesta: Desde otro punto de vista Usted puede preguntarse; ¿en qué medida estoy disfrutando del mundo ahora que no tengo el afán de purificarme?

 

Anuncios


Categorías:Libros

Etiquetas:, , , , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: