Meditar la lleva

familia-meditando-juntaEscuchando la radio al azar, los locutores entrevistaban a un experto en biología que dijo: “parece que de todas las cosas que existen hoy para obtener bienestar, meditar la lleva“. Yo diría que efectivamente es tanto así, que cuesta creerlo. Pasarán décadas antes que la mayoría asuma esta verdad, que hasta hace pocos años nos era desconocida.

Esto sólo cambió con la explosión de la disciplina de yoga en occidente, en los años ´60, pero mucho antes cuando los ingleses colonizaron India, comenzó el sorprendente descubrimiento de una forma de vida que dejaría a todos boquiabiertos.

Los ingleses quedaron maravillados de lo que veían. Personas conviviendo con monos y elefantes, meditando en las calles, renunciantes de lo material, hablando miles de dialectos diferentes y profesando miles de religiones distintas, todo en armonía.

En los tiempos actuales, gracias a la globalización y las tecnologías, estamos conociendo las verdades que necesitábamos urgentemente hace tanto tiempo, referidas a nuestro rol en la existencia. Tenemos más información sobre salud, alimentación, medioambiente, ciencia, etc. La pregunta sobre qué es lo mejor para nosotros y nuestro mundo, es hoy la primera razón que tenemos para investigar más, desarrollarnos y participar del entorno de un modo colaborativo. Eso es lo que hoy nos motiva.

Con  la caída de los paradigmas añejos, estamos de cabeza buscando lo último, lo nuevo, lo mejor. Eso que sin duda nos merecemos, ahora puede convertirse en nuestro estilo de vida, nuestra realidad.

Lo que nos hizo más daño en el pasado, fue el desconocimiento de nosotros mismos, no solo en el aspecto espiritual; no olvidemos que somos cuerpo y mente también (tri-unidad). Aunque incluso hoy ningún científico sepa decir dónde está la mente. Menos saben dónde está el espíritu, no obstante el caso es que hoy podemos hablar de espiritualidad como un tema transversal que interesa a la mayoría, no como moda sino como verdadera forma de vida.

Todo tipo de expertos aconsejan hoy hacer yoga y meditacion para obtener calidad de vida. Médicos, psicólogos, hasta colegios, hoy se sienten seguros de confiar en lo que hace miles de años dijeron los textos védicos (origen del yoga y la meditación).

Es por eso que recomiendo principalmente enfocarnos en los niños, ya que es más fácil partir en la infancia educando una cosmovisión completa del ser humano, que en la adultez. Los adultos cuestionan más, ponen mayores barreras y están llenos de prejuicios. Para los niños, entrar en la experiencia del yoga es mucho más orgánico, porque sus mentes están abiertas y limpias.

Todo lo que les enseñemos, pasará a ser una semilla que puede crecer en cualquier momento del resto de sus vidas. Aprenderán a autoregularse, a ser justos, sabios, éticos, y por sobre todo aprenderán sobre sí mismos, sus emociones y pensamientos, y cómo conseguir equilibrio.

Si cada niño aprende a mirar los conflictos con perspectiva, calma y empatía, no solamente estará cuidando su salud, sino que se convertirá en un adulto lleno de seguridad, creatividad y herramientas para sortear los obstáculos sin arriesgar su bienestar. Desde el yoga, podrán ver la vida como un juego, donde hay que buscar las alternativas, pero no por eso sufrir en el1 intento.

Estar vivos, aquí y ahora, puede ser la mejor aventura que podríamos pedir. Cuando se guía a los niños para que aprendan a observar el aire que entra por sus narices y dejar pasar los pensamientos de su mente, se puede ver cómo son naturalmente hábiles para abandonar lo que no les sirve y quedarse en el presente, libres y dispuestos. Cada uno siendo quién es, con su foco y sello personal. Así fuimos todos alguna vez.

Hay otra razón para comenzar con los niños ahora. Los estamos viendo engordar, quedarse sin amigos, sufrir bullying, aislarse frente a una pantalla y tomar medicamentos que anulan su personalidad. Nunca hemos tenido niños tan llenos de cosas y tan infelices.

Un niño pleno será un adulto que aportará a su entorno por convicción y no únicamente por algo a cambio. La invitación es a probar esta profunda y hermosa disciplina que hace florecer los corazones de los niños, por medio de simples técnicas milenarias de posturas, respiración y relajación.

Nuestro rol como adultos es ofrecer espacios para el desarrollo integral, apostando al crecimiento de un jardín bello, diverso y armónico, de personas que enriquecerán nuestra sociedad.

 

Romina Azócar, instructora de yoga infantil – MeditaKids Chile

www.facebook.com/meditakidschile

Instagram: meditakidschile

 



Categorías:Notas y Entrevistas

Etiquetas:, , , , , , ,

1 respuesta

Trackbacks

  1. Sé el cambio que quieres ver en el mundo – MeditaKids Chile

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: