Macarrones franceses: ¿dónde han estado toda mi vida?

0e02d9760ee825723050274aa18540d5

Últimamente están por todas partes, pero tratando de evitar el azúcar los dejé pasar. Ahora me los regalaron y es lo mejor que he probado en 300 años. Los macarrones franceses son de otro nivel; suaves, esponjosos, livianos y crocantes. Los chefs en Francia los llaman “la prueba final”, porque la receta es muy difícil de lograr.

Son hechos con harina de almendras (perfectamente sana), aceite vegetal, pasta de avellanas o almendras y azúcar flor, conocida en otras partes como “glas” o en polvo. Probé siete sabores y me quedo con el de limón por lejos. El segundo lugar es compartido entre el de violeta y el de menta, pero se puede elegir de mango, pistacho, chocolate blanco y otras exquisitas variedades.

544e766efb9b0351cdb7646c178cb392En Santiago encontré tres tiendas que los venden y los precios son bastante similares, aunque fíjese en el valor final de las cajas ya que una tienda es más generosa que las otras.

Puede comprarlos y congelarlos cuanto tiempo desee -de hecho así los guardan en las tiendas- y sólo hay que esperar un minutito para comérselo. Una vez descongelados, consumirlos de preferencia en 10 días.

Conozco una sola persona que podría lograr la receta de macarrones franceses a la perfección, pero hoy tiene 94 años y está en cama, por lo que ya sé cuál será su regalo de Navidad. Se va a morir, estoy segura. Y yo me muero por ver su cara tierna de abuela cuando pruebe el primero.

Esto de verdad es mejor que el chocolate, mejor que un cremoso helado, mejor que el mazapán y que todos los dulces del planeta juntos. Los “macarons” nacieron en el siglo VIII en un monasterio de Italia y fueron llevados a Francia por Catalina de Medicis cuando se casó con el Duque de Orleans, futuro rey de Francia, en el siglo XVII.

pasteleria_moda_-tHoy son parte fundamental de la pastelería parisina y se reparten toda clase de tips en internet para intentar realizarlos en casa, como por ejemplo separar las claras de las yemas de los huevos con anticipación para envejecerlas, y otras cosas más sofisticadas, tanto sobre los ingredientes como sobre los materiales. Pero la verdad yo no soy una foodie, no soy gourmet, ni cook, ni nada, no me interesa cómo se hacen, no veo Master Chef. Sólo quiero comerlos porque son sublimes. ¿Voulez-vous un macaron?

*Supongo que si se quiere evitar el azúcar, se puede encontrar alguna versión con stevia, pero hay que investigar si la textura sería la misma.

Anuncios


Categorías:Notas y Entrevistas

Etiquetas:, , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: