La razón para volver al trabajo post vacaciones

volver-de-vacacionesUna tipa con la que trabajé hace muchos años, siempre decía: yo trabajo en base a objetivos. Visualizaba los desafíos por venir como vías para conseguir lo que deseaba; pasajes fuera de Chile, un mueble al que le tenía echado el ojo o ahorro para el pie de un departamento. Me pareció una manera sana de funcionar, porque comprendía el trabajo como un medio y no un fin.

Muchas veces queremos desarrollarnos como seres humanos en nuestras labores diarias y cuando vemos que no es tan sencillo, nos deprimimos. Idealmente creo que el trabajo debiera estar relacionado con nuestros intereses, pero si no es así, resulta bastante práctico verlo sin tanto drama y usarlo como si el único beneficiario fuéramos nosotros mismos. Se trata de quitarle el componente estresante y dotar nuestro trabajo de un sentido mayor que puede o no ser material.

92cb8e1f8124680bc4f64a42c884d01d-257x300Todos trabajamos por dinero, pero el destino último del sueldo irá a cosas que nos hacen la vida mejor y más feliz; como un viaje, un auto o cualquier elemento que componga nuestro día a día y la vida con la que soñamos. Puede ser algo que nos brinde comodidad, salud, entretención o simplemente descanso. La idea es preguntarnos: ¿para qué trabajo? Y darle una respuesta concreta que valga la pena de acuerdo con nuestros intereses. Podemos anotar nuestro objetivo en un papel y guardarlo hasta que lo alcancemos, o bien pegarlo en la pared sin que nadie entiende a qué se refiere, pero nosotros sabremos que ahí está nuestra razón.

Es importante aceptar que no necesariamente todos trabajamos para salvar el mundo, pero si podemos salvarnos sólo a nosotros e ir construyendo nuestra realidad, ya estaremos haciendo gran cosa.

Volver de vacaciones a la rutina es típicamente terrible para cualquiera. Sobre todo si uno logró desconectarse y olvidar al jefe, el escritorio, el almuerzo de casino y las horas largas. Busquemos la razón que nos ayudará a dirigirnos a la oficina de lunes a viernes y con eso aliviemos el peso de nuestro esfuerzo.

En mi caso, que acabo de tener las mejores vacaciones; tranquila, buen clima, comida rica, sin reloj, sin dramas y pura naturaleza, encontré una buena razón que me llevó con una sonrisa de vuelta al trabajo: un tratamiento de belleza que me dejará como nueva. Cuando pienso en eso, no me importan tanto las reuniones largas, las horas extras o las malas caras, porque sé que me veré genial. ¡Cuando lo haga les cuento!

vuelta-al-curro1

Anuncios


Categorías:Notas y Entrevistas

Etiquetas:, , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: