Tu carta astral: el mapa del tesoro

hqdefaultTenia pendiente sacarme la carta astral hace unos años. Hay cosas que uno dilata tanto, que de pronto algo o alguien te lo recuerda, y como si fuera una señal, finalmente lo concretas. Una amiga que no veo demasiado, publicó en sus redes sociales su experiencia y recordé que justo ahora tendría el tiempo para conocer mi mapa individual, determinado por mi lugar, hora y fecha de nacimiento.

Después de una larga búsqueda personal, este era el broche de oro que estaba esperando recibir, para nutrir mi auto conocimiento y saber de primera fuente en qué consiste la práctica más exacta de la astrología; uno de mis temas favoritos, que lamentablemente no tiene muy buena prensa.

Justo antes de asistir a mi cita, di con una publicación del escritor Paulo Coelho en su Instagram, donde él mismo compartía su propia carta astral. Por supuesto, no me servía de nada sin un experto que pudiera interpretarla, pero me sorprendió que un hombre exitoso como él, estuviera interesado en compartir con el mundo lo que la astrología tuviera para decirle. Y aunque sabemos que el estilo de sus obras ha sido muchas veces cuestionado por ser demasiado esotérico, creo que dice mucho de su persona que valide una disciplina tan desacreditada como esta.

Con cero expectativa, o quizás con cierta certeza de que existía un mensaje que estaba esperando, guardado para mí, me encontré con una experiencia que superó todo lo que hubiera podido imaginarme. Sin exagerar, ha sido por lejos la herramienta mas útil que he encontrado en el último tiempo.

No solamente mi nuevo amigo astrólogo me aclaró un montón de dudas sobre los orígenes de su conocimiento, con dioses solares y datos históricos, permitiéndome comprender de qué hablamos cuando hablamos de astrología, sino que escuché las cosas más exactas sobre mí misma que me hayan dicho nunca.

IMG_4048.PNGLa cita comienza con una breve explicación que involucra los equinoccios y los solsticios, las cuatro estaciones, la luna, el sol y otros astros, para pasar por las diferencias con la astronomía y explicaciones como por qué Aries es el primer signo zodiacal, o por qué los consejos de los horóscopos no duran más que un par de días.

Se hace muy interesante saber mayormente sobre el nacimiento de los calendarios o por qué existen 12 signos (y no 13 como se ha dicho hace poco en los medios), pero quizás lo más significativo fue aceptar que hay elementos en nuestro mundo, como el agua o el fuego (que no sabemos si existen en otros mundos) que nos influyen y determinan, y que cada ser humano tiene un poco de cada signo zodiacal, como una mezcla perfecta, que busca una misión y aprendizaje notable de conocer.

Es por medio de una carta astral que puedes saber exactamente cuál es tu signo, sin espacio a dudas para casos de personas que nacieron justo el día en que se cambia de signo (días 21 o 23 del mes). Lo único que se necesita, es la partida de nacimiento, donde sale la hora exacta de tu venida a Tierra.

Después de varias horas, en que pasamos por 12 casas o aspectos de la vida donde esta carta quiere decirte algo -como tu ocupación ideal, tu opuesto complementario, tu familia, talentos, etc.- y después de saber qué astro y qué signo regido por dicho astro, se posicionaron en cada una de esas casas en el momento de tu nacimiento, se siente una extraña sensación de estar escuchando el propio destino.

Sin embargo, el concepto de destino puede resultar engañoso. Puede que Leo se haya posicionado en tu casa del amor, y el sol -al ser el astro regente de Leo- tenga algo que decir, sin embargo solo tú puedes utilizar aquel consejo para tu beneficio, en lo que se conoce como el libre albedrío con el que todos nacemos.

Creo que la experiencia es recomendable desde el punto de vista del auto conocimiento y muchas veces explica sucesos de nuestra vida que no hemos sabido atender o que no hemos podido explicar, como inclinaciones, errores, patrones y otros comportamientos. Pero más allá de eso, lo que más destaco es la capacidad de esta herramienta de entregar precisión para mostrar quién es cada persona y darle un sentido a su proyecto de vida. Ese sentido del que actualmente carecemos cada día más, perdiéndonos en falsas metas e ideales nocivos.

La astrología, como muchas otras disciplinas, ha sobrevivido por milenios hasta nuestros días porque tiene una utilidad real y profunda. Mi experiencia con la carta astral fue de comprensión de diversas situaciones que he sorteado, algunas con éxito y otras con fracasos, donde rescato el desafío único y personal que se plantea a cada individuo para estar aquí buscando su aprendizaje y felicidad.

Muchas de mis intuiciones a lo largo de los años resultaron ser correctas y por lo tanto mi claridad ha aumentado incalculablemente, justo cuando más lo necesitaba. Cómo iba a pensar que un día escucharía tan claramente todos mis temores, mis errores, misiones y sueños hablándome por medio de la naturaleza, simbólicamente, como poesía, pidiendo ser escuchados.

Siempre he sabido que un astrólogo es una persona profundamente sensible, capaz de interpretar cada silbido del viento, pero siento que para leer una carta astral se requiere de un ser humano con sincera vocación de servicio y ayuda al otro, donde cada palabra de su boca sirva para guiar a su consultante en esta aventura de estar vivos.

La carta astral no pide creencias ni devotos, no busca seguidores ni diezmos, ni es la adivinación de tu futuro. Es el mapa del tesoro; un dibujo geométrico exacto de quién eres y qué haces aquí, de acuerdo a cuándo y dónde naciste. Creo que se puede hablar de un antes y un después de esta experiencia, que a días de haberla vivido aún estoy digiriendo, habiendo conocido previamente tantas otras instancias, como la asertiva lectura del tarot, la profunda borra del café o el fantástico Tzolkin maya.

La carta astral es tu propia planificación previa a esta vida y solo por eso, debiera venir junto a cada niño que nace en este planeta. Para que la use como herramienta, para que recurra a ella cuando esté en problemas, y para que lo lleve a la cima de esa montaña que es en sí mismo.

Espero que cada persona pueda algún día acceder a este precioso mensaje de guía para crecer, conocerse y ojalá alcanzar la anhelada plenitud. Que sea cuando tenga que ser.

 

*Mi consejo es siempre pedir hora con un especialista recomendado y asistir sin demasiadas expectativas, como quien recibe un regalo inesperado.

*Existen diferente ofertas para acceder a una lectura de la carta astral. Te dejamos esta opción: www.astroenergia.cl

 

Anuncios


Categorías:Notas y Entrevistas

Etiquetas:, , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: