¿Cuál es la verdad sobre los haitianos en Chile?

 

bachelet-con-ninas-haitianas

No se puede hacer la vista gorda: los inmigrantes haitianos en Chile son prácticamente una invasión en masa. Un verdadero éxodo. Están por todos lados, pero, ¿qué hizo que esto sucediera? ¿Qué calidad de vida obtienen aquí? Y, ¿quién se beneficia realmente?

Algunos mejoraron su calidad de vida inmediatamente, apenas consiguieron un trabajo, pero eso es comparándola con la que tenían en Haití. No por eso, su día a día en Chile es digno. Es cierto que mucho antes de que el Estado -por misteriosas razones que no explica claramente-, haya abierto las puertas a miles de haitianos diariamente para entrar a nuestro país, existían aquí millones de personas viviendo en situaciones indignas.

Actualmente hay chilenos que no encuentran oportunidades en su propia nación, entonces vale preguntarse cómo es que extranjeros pueden salir adelante mejor que ellos. Esta contradicción, no ha evitado que la ciudad capital -que ya estaba más que colapsada-, esté teniendo dificultades para recibir a tantos inmigrantes, sin ni siquiera saber por qué llegaron en primer lugar.

La idea no es cuestionar al inmigrante. Es lógico que todos nosotros, en el lugar de un haitiano sufriendo por desempleo y pobreza, nos iríamos al país que quisiera recibirnos. La intención es más bien analizar por qué Chile toma una política así de relevante, sin explicar las razones ni dimensionar las consecuencias. Es problemático dejar entrar, sin pregunta alguna, a miles de personas de un país completamente diferente y no prestar las soluciones a sus problemas. Eso va generando efectos en la sociedad, que aún no sabemos en qué derivarán.

Los más optimistas los consideran honestos, trabajadores, empeñosos. Se escuchan frases como “ellos hacen los trabajos que nadie quiere hacer” o “hacen mejor las cosas por menos plata”. Algunos son comentarios políticamente correctos, relacionados con los derechos humanos y el rechazo al racismo, pero hay que hablar con altura de miras, es decir, ojalá el problema fuera solo el color de la piel. Al carajo con eso, estamos hablando de la convivencia diaria con una invasión de inmigrantes, de una cultura completamente diferente y que deben vivir, subsistir.

Es relevante comprender que cuestionar esta panorama no es violar los derechos humanos, ya que estamos ante una desmedida e irresponsable apertura de las fronteras. ¿Podría existir un motivo oculto que no sepamos? Hasta qué punto se sostiene que esta es una decisión de corte más bien humanitario?

Chile formó parte de las Fuerzas de Paz en Haití, los llamados cascos azules. Chile no es un país extraño para Haití, incluso hay ciertos episodios misteriosos ocurridos en el marco de dicha misión de paz, que han involucrado a soldados chilenos con mujeres haitianas.

Nada claro por el momento, pero si Chile pone bastantes trabas a extranjeros de otros países, que a diario intentan ingresar a territorio nacional para buscar mejores oportunidades, ¿cómo se explica que ponga alfombra roja para uno de los países más derrotados de la región? Un país que no trae a gente ni profesional, ni experta, ni que haga ningún aporte concreto.

En otro aspecto, se ha hablado de un negociado en cuanto a los altos valores que pagan los haitianos por un vuelo a Chile. Una vez que aterriza, se dan cuenta que ese valor los pudo salvar de Haití, pero no les asegura un futuro en tierra chilena. Compartiendo el arriendo de una pieza con con 20 otros compatriotas, en barrios peligrosos y condiciones insalubres, es cosa de tiempo hasta que la cosa explote.

Llegan además aun país clasista y -sorpresa- racista. De pronto llega una masa de personas negras como la noche, hablando kreol por las calles y sin garantías de ningún tipo. Un potente choque cultural, que esperemos no termine mal, con una política de inmigración se nos vuelva en contra más adelante.

Nadie ha podido aventurar los efectos que esta verdadera estampida de extranjeros tendrá para nuestra sociedad.  No hay ningún reportaje de prensa que haya podido (querido) indagar todavía en la verdad, pero podría llegar el punto en que todos, sin excepción, querremos entender qué pasó.

¿Y qué preguntas haremos? ¿Si están siendo vendidas estas personas al Estado de Chile? O ¿qué es lo que está pasando realmente dentro de los círculos de toma de decisiones de Haití? O talvez; si ningún otro país está haciendo lo mismo, ¿por qué Chile? 

 



Categorías:Columnas

Etiquetas:, , , , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: