Novela “El interior de las lágrimas”: el valor de los milagros y las madres

cover_portada_1600x2520La periodista, pedagoga y escritora chilena, Romina Azócar, acaba de publicar la segunda parte de “Corazonada” (novela, 2016), un libro digital disponible en Amazon que recibió una notable acogida por parte de los lectores, quienes destacaron el tema principal tocado por la autora: la donación de órganos.

Esta vez, el final de la bilogía tiene por nombre “El interior de las lágrimas”, y continua con los personajes principales, Naomi y Christoph, que deben seguir juntos adelante, después del doloroso camino de perder a un ser querido.

Sin saber bien lo que hace, Naomi realizará un viaje a las milenarias tierras de Egipto, recibirá una noticia inesperada y deberá nuevamente hacer frente a grandes preguntas; como el valor de los afectos, los lazos familiares e incluso el valor de la vida.

Conversamos con la autora:

-¿Cómo crees que esta historia tocará a los lectores?

Es una historia de personas comunes, que por cosas de la vida tienen que cruzar una especie de noche oscura que los abate y los derrota. La vida se ve amenazada, la confianza, los lazos…Pero también aparecen las ganas de estar en la vida, de seguir luchando en la belleza de lo cotidiano. Hoy tenemos mucho de esa sensación en la sociedad, somos personas carentes, llenas de necesidades que no siempre se ven satisfechas y que sufrimos por nuestro pasado y nuestro futuro todo el tiempo. Entonces, un lector puede conectar con esta pareja joven, que debe construir y reconstruir tantas veces su vida, buscando energías en lo único que verdaderamente nos alimenta; el afecto.

-¿Es una historia de resiliencia?

Claro y de reinvención, un cambio o renacer al que estamos todos obligados. O cambias o mueres. En este caso, los personajes de “Corazonada” me siguieron hablando, como si quisieran más de su propio proceso, como si quisieran crecer y encontrar un valle de madurez donde ya poder descansar.

Romina Azócar

Romina Azócar

-Cuéntanos cómo sucede eso:

En la primera parte, “Corazonada”, todo termina mostrando a ambos personajes que deciden comenzar a caminar juntos, por lo tanto quise explorar la posibilidad de estirar un personaje, sobretodo el protagónico femenino, en etapas diferentes de su vida, con miradas y madurez muy cambiadas. Finalmente así nos pasa a todos; si miramos hacia atrás, siempre fuimos otros, como desconocidos para el yo de hoy.

-En “Corazonada”, Naomi era una mujer joven muy aguerrida y valiente, ¿cómo la vemos aquí?

Yo creo que es el paso de la juventud a la adultez. Ese alivio de ya no ver las cosas como antes y entenderlas de forma nueva y más sabia. La vemos convirtiéndose en una mujer muy humana, contradictoria, débil, a veces injusta, pero atravesando las dificultades hasta el punto de la encrujicada; seguir así o ser mejor. Además, esta mujer que no cree tanto en sí misma, debe aprender el nivel más importante de amor, que es el autoamor.

-La vez pasada, la historia nos llevó a Rapa Nui. Ahora visitaremos Egipto, ¿qué rol juega la cultura de ese país en la historia?

En una oportunidad pude visitar Egipto y se me quedó en la piel. Había estudiado danza árabe y me sentí muy llamada por la música. Es una de las cosas más lindas que he hecho, más sublimes. El caso es que la personaje debe tomar distancia de forma urgente, porque se siente ahogada en su mundo, y además necesita algo nuevo, completamente sorprendente, que la saque de su situación de viuda joven, que recibe miradas de lástima todo el tiempo. Entonces el único lugar que pude imaginar, que se llevara toda la atención de la mente y no permitiera espacio para nada más que la sorpresa, era Giza con sus pirámides. Ahí, el misterio y la incertidumbre es total, nadie sabe exactamente qué pasó en Giza hace 5 mil años. Hay teorías, pero no queda más que aceptar que de la vida en la Tierra sabemos bastante poco. Ahí, Naomi puede sacar el foco de sí misma y además vivir una experiencia enigmática, que marcará el rumbo de la historia.

-También, hablas del rol de las madres, cuéntanos sobre eso:

Me fascina el rol de las madres, yo tengo un sentido maternal muy desarrollado, a veces incluso debo controlarlo un poco. No tengo hijos, pero tiendo a ser muy mamá de casi todas las personas a mi alrededor. Eso acogedor, cálido, pero también la importancia del apoyo incondicional, me conmueve porque no existe ningún otro lazo igual. Mi abuela siempre decía: “los maridos son extraños, los hijos son propios”. Me daba mucha risa escucharla, pero había algo de cierto. Ella consideraba el lazo de madre como el único verdadero.

Hay una especie de verdadera amistad en la mayoría de las relaciones madre-hijo, una cosa leal profunda, incondicional, que cuando no es así, cuando no se da por diferentes razones, las heridas son muy evidentes y duraderas. Yo creo que puedes tener todos los problemas del mundo, pero si tu mamá está a tu lado, de un modo u otro, estarás siempre bien. Lo lamentable es que nuestra sociedad tiene muchos lazos descuidados y destruidos, hay que devolverles el valor.

-También, veremos ciertas cosas que para muchas personas pueden resultar algo sobrenaturales, ¿por qué es relevante para ti meterte en esos temas?

Porque la vida es completamente rara e incomprensible. Los personajes se ven obligados a dar valor al misterio o lo desconocido, eso que forma parte de nuestro día a día pero que no se habla o no se quiere mirar. No es un afán esotérico ni nada por el estilo, pero sí una posición donde la vida te sitúa, y la encrucijada es creer o no creer. Es el tema de la fe ante lo que no se conoce, no se sabe. Yo no tengo ninguna certeza de que mañana saldrá el sol, pero sale. No entrar en pánico, por el desconocimiento del mañana, es un acto de confianza y a veces nos olvidamos de que estamos sostenidos solo por un gran misterio.

Me gusta que dentro de una historia común, se recuerde ese misterio, que no se de por sentado. No es que quiera usarlo para golpear o choquear a los lectores de forma absurda, sino para recordar que no podemos vivir como si entendiéramos todo. Simplemente no es así, no entendemos prácticamente nada. Está dicho desde el principio en esta historia, que entran a jugar los monjes de Brasil por ejemplo y entro en algunas experiencias que me interesan. Lo que ellos hacen es una de mis partes favoritas.

En su viaje a Egipto

En su viaje a Egipto

-¿Qué hacen los monjes de Brasil?

Se trata de un grupo de monjes, llamados Tupyara, que tienen su sede en Río de Janeiro y se dedican a recibir cartas de enfermos de todo el mundo, para sanarlos a distancia. Los casos exitosos son tantos y tan impactantes, que por décadas se ha generado una especie de devoción cristiana al respecto. Ellos creen en las enseñanzas morales del Jesús histórico y hasta ahora, nadie ha sabido explicar cómo logran resultados de remisión en casos de enfermos terminales o desahuciados. Las personas que lo han vivido, solo pueden calificarlo de milagro.

-¿Crees que existe un tipo de crisis en relación a la medicina tradicional y la idea de salud que hoy se discute, más relativa al bienestar y la vida sana, que a tomar medicamentos?

Absolutamente. La medicina alópata es fantástica, pero muchas veces solo apunta al síntoma y no a la causa. En todo el mundo, la industria farmacéutica se lleva uno de los primeros lugares en ganancias, y con las comunicaciones e internet, las personas hoy se están informando de mejores y más eficaces medios para prevenir y sanar.

Ya no visitas al doctor esperando que te dicte qué hacer y depositando tu fe ciega en él. Ahora y los doctores, obviamente, están viviendo una crisis, porque reciben clientes más que pacientes, que demandan calidad y soluciones. La cita médica es más de igual a igual.

En “El interior de las lágrimas” se plantean varias inquietudes al respecto; cuánto sabe en realidad un médico, cuánto quiere efectivamente ayudarte y cómo puede hacerlo sin llenarte de efectos secundarios, depresión, desinformación o derechamente desesperanza. La salud psicológica se involucra y debe ser una prioridad a la hora de tratar enfermos.

-Finalmente, esta novela termina la historia de Naomi y Christoph, ¿qué se viene para después?

Estoy preparando una recopilación de poemas, que inicié cuando era adolescente. Es una intención que me vino de darles más luz, ya que siempre escondía todo lo que escribía porque no me animaba a mostrarlo. Además, estoy interesada en seguir después con una obra de teatro, una historia tragicómica, con mucho personaje femenino y espacios domésticos, donde ocurre gran parte de la vida.

-¿Volverás a las novelas?

Ojalá. Si pudiera soñar me metería en todos los formatos varias veces, porque esto para mi es un pasatiempo entretenido e interesante, entonces no quiero dejar de hacerlo. Me gustaría mucho llevar un día una novela al cine, por ejemplo.

 

* “El interior de las lágrimas” está disponible en Amazon:

 



Categorías:Libros

Etiquetas:, , , , , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: