Contar la mitad de una historia: eso es «Argentina 1985»

Todos saben lo que pasó; 1985, un Fiscal debe acusar a la Junta Militar de la dictadura. Pero lo hace en un Tribunal civil y no militar. El problema es que este tipo de película nunca explica por qué hubo una dictadura. Como si dar contexto y razones, la justificara. Como si hubiera que tomar parte obligatoriamente.

La dictadura del General Videla duró siete años en Argentina. ¿Fue porque sí? ¿Un antojo? ¿Un grupo de psicópatas dio la casualidad que estaban todos cerca y se dieron un festín sádico, desapareciendo gente que no había hecho nada? ¿Tiene eso sustento lógico? ¿Acaso estas preguntas necesariamente significan que yo apoyo dictaduras?

¿Hasta cuándo países como Argentina, Chile y otros, deben soportar estos discursos extremos, sesgados, ideológicos que omiten los hechos, incluso en los libros de historia? Este film no es más que otro de esos discursos. Bien actuado, claro. Si no ponen a Ricardo Darín no tienen película. A pesar que el ritmo es lento, no hay demasiadas emociones involucradas, ni desarrollo psicológico de ningún personaje, son Darín, por un lado, y el tema, por otro, las cartas de marketing.

Más allá de que puedan ganar varios premios, de actores aplaudiéndose a sí mismos (incluso el Oscar), crear ficción diciendo que está basada en la realidad, es una licencia que se presta para más odio y más división. El viejo y nefasto «divide para gobernar», tanto de izquierdas como derechas, que tiene a la gente de todo el mundo harta.

La película es dirigida por Santiago Mitre, escrita por él y Mariano Llinás, producida por Marvel -a cargo de la poderosa Victoria Alonso-, y Amazon, donde trabaja la hermana del actor chileno estadounidense Pedro Pascal, Javiera Balmaceda (esquina de foto). Pascal había llamado varias veces a sus seguidores de redes sociales a votar Apruebo (o votar Boric, que es lo mismo) en el plebiscito del 4 de septiembre pasado, incluso con una foto de él con su pasaporte chileno en la mano, pero él no vino a votar a Chile ese día; estaba en el Festival de Venecia invitado por su hermana, vestido de blanco sobre la alfombra roja. Era un gran momento para «Argentina 1985».

Esa es un poco la idea. Tirar mierda y luego vestirse de santos, de moralmente superiores, verse impolutos, dueños de la verdad, cuando saben que están omitiendo parte de ella. Ninguna dictadura debe justificarse, ningún acto de violencia, persecución o discriminación. Sin embargo, seguir lucrando con el dolor, seguir aprovechándose del caos ocurrido, del horror, sin contarlo entero, relatando solo la mitad de verdad, con la excusa de que es una película, es una práctica añeja de la que se abusa tanto que el público queda podrido.

La violencia es una bola de nieve. Seguir creando bandos, insistir en tomar partido y tener el muy mal gusto presentarse como la blanca paloma de la historia, por favor; ¿nos toman a todos por idiotas? Incluso usaron a las Madres de la Plaza de Mayo, el dolor de su perdida, posando con pañuelos blancos en la alfombra roja. Cuánto negocio alrededor de tanto sufrimiento. Cuánto circo y show decadente y forzado.

Yo soy argentina. Por opción (nací en Chile), mi padre es argentino. Sé que todo esto lleva demasiado tiempo colmando a las personas. No es la primera película que omite la verdad -ni será la última-, pero el bombo con que la han presentado, el ruido que han querido hacer al respecto en los medios, podría jugarles en contra ahora. La gente ya ve la manipulación detrás; ya queda tan burdo y despreciable querer convencer a otros de que las historias tienen un solo lado, que ni con todo el show del mundo; premios, actores, trajes impolutos y fotos en internet, podrán ocultar sus verdaderas razones para seguir creando conflicto.

¿Hay dinero? Claro que hay dinero, pero eso es lo de menos. El motor de fondo es otro; no quieren dejar que las nuevas generaciones crezcan sin odio. Quieren seguir llamando «fachos» solo a los de un bando, cuando todo extremo es fascismo. Quieren manipular, adoctrinar, controlar. Como en una dictadura.



Categorías:Cine

Etiquetas:, , , , , , , , , , , , , , , , ,

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: