Columnas

La aureola de Matte

Decir que no tenía idea de lo que sus ejecutivos hicieron durante 11 años, mostrarse decepcionado, ¡dolido incluso! es casi tan conmovedor como un gatito en una jaula. Pobre Matte que puso toda su confianza en estos gerentes con sueldos millonarios, que lo traicionaron a él, un ignorante de los negocios. Pero Don Eliodoro, como de seguro le dicen sus subalternos, de gatito no tiene un pelo.

Sobre la gorda gritona

Conversando con un amigo, llegamos a la conclusión de que una gorda come para ser vista. Es un acto violento que nace del deseo de ser apreciada a toda costa. Al comer de más, engrosará su tamaño e inevitablemente será advertida por todo el mundo, sólo que no de la forma en que le gustaría. Mi amigo me dijo que la obesidad es una enfermedad del alma y yo le dije que también era destructiva del alma del resto.

Mujer trofeo, macho campeón

Vicuña no se defiende. Apenas profiere palabra y en un tono sustancialmente más bajo que ella. No está preocupado ni molesto. Carolina lo acusa a gritos de ser infiel con otra mujer en un auto y él permanece mudo. Ella le dice «te acompañé diez años y no pudiste esperarme un mes». ¿Qué iba a pasar en un mes? Si ya no viven juntos, uno podría especular que habían decidido oficializar su separación pero Vicuña fue pillado con otra justo antes de hacerlo, y ahora Pampita queda como cornuda ante el planeta entero.

Acoso escolar: los profesores

Bajo rendimiento, pérdida de autoestima o sentimiento de culpa, son algunas de las consecuencias del acoso escolar jerárquico, de profesor a alumno. Los maestros son guías que deben dar el ejemplo ético y los padres deben brindar espacios de escucha activa a sus hijos, donde sus consejos puedan darles la confianza necesaria.

El mundo como es

La naturalidad de la vida y las cosas ha sido violada y estamos en un punto en que debemos explicarle a los niños lo obvio; que igual como hay arboles de distintos tamaños y colores, hay gente negra, café, amarilla o blanca. Pero podemos volver a ser lo que somos si reconocemos nuestro poder…

El estigma de perder el rumbo

Los altos y bajos de la vida deben ser aceptados como el día y la noche, como el frío y el calor; eso es sabiduría. Los estigmas no hacen más que destrozar el camino recorrido, incendiar lo que habíamos aprendido porque nos hace rechazarlo en vez de integrarlo. Las caídas y las lágrimas te pertenecen como parte de tu existencia y es un derecho divino poder mostrarlas sin verguenza.

Las asignaturas escolares

El mundo cambia, la malla escolar también debe cambiar. Los niños de hoy tienen hambre de sabiduría, no de mero conocimiento. Gente como Sebastián Piñera, que eliminó el ramo de educación cívica, sólo busca que el pueblo permanezca ignorante para poder aprovecharse de él. Es por gente como él que el movimiento educacional no debe rendirse, debe convertirse en una revolución.

Los alcances de ser donante

Frases como «donar órganos es donar vida» se afirman con ligereza sin que se conozcan -o se den a conocer- las implicancias de diversa índole que podrían existir al traspasarnos parte de nuestro cuerpo. Un cuerpo que queda aquí, lo sabemos, pero ¿es por eso sólo materia con la que no tenemos nada que ver?

Niño sirio: no me interesa más

Una explicación eterna hace falta por cada niño que deja de vivir por culpa de una guerra. No quiero escuchar a nadie más decir: que horror, pobre gente. Sé que es así, quiero que de una vez por todas se desenmascaren a los responsables. Si somos todos, que todos caigamos. Quiero que en vez de donar en masa, vayamos en masa a cambiar lo que está sucediendo. La imagen de ese niño varado me provoca exponer a los culpables y apuntarlos como la causa. Ya no quiero saber de los efectos.