Meryl Streep

Las Sufragistas: prefiero ser rebelde a ser esclava

Después de 50 años intentando conseguir algo a través del diálogo, el movimiento feminista radicalizó sus acciones y pagó altos precios. Revolucionarias y unidas, creían que si su causa era justa todo el esfuerzo valía la pena, pero ¿es así? Cada día en prisión, cada huelga de hambre, cada maltrato policial, cada abuso, cada paso en la única dirección en que creían, hacia adelante, ¿para qué sirvió?