niños

Meditar la lleva

Eso, que escuché por ahí, es tan cierto que aún resulta muy difícil de creer. Por lo mismo yo recomiendo partir con los niños; los adultos pueden venir después. Los niños no cuestionarán ni juzgarán, sino que aprenderán la meditación y ésta quedará como una semilla, lista para crecer cuando sea necesario. Ellos aprenderán a ver esta vida como un juego, donde no hace falta sufrir. Pero además, hay otras razones para enfocarnos en ellos.

Niños en la web: más allá de la exposición

¿Qué le estamos diciendo a un niño cuando le enseñamos que su imagen le pertenece a todos y no a él en particular, y que somos dueños de hacer con ella lo que queramos? ¿Cuánta presión ponemos en un menor al enseñarle que su imagen debe ser compartida? ¿Sentirá acaso que debe impresionar, entretener o inventar algo interesante que hacer o decir?

Tareas para la casa

En las últimas semanas han circulado distintos comentarios en las redes sociales sobre padres que se quejan por las tareas que los colegios envían a los niños para que las hagan en casa. Muchos de ellos comentaban que el establecimiento… Leer más ›

Cine: De tal padre, tal hijo

¿Qué es ser buen padre? Habría que preguntarle a los niños, cuyo punto de vista en esta película es la razón por la cual existe la historia. Sus pequeños ojos cautivan con escenas llenas de inocencia, que no dejan duda que la paternidad nada tiene que ver con los lazos sanguíneos.