realeza

18 años de la muerte de Diana

Cuando caía la noche, volvimos a pasar por fuera de Buckinham y nunca en mi vida he vuelto a ver tantas flores juntas; todo el suelo era un hermoso jardín de colores que duró por meses, como único consuelo de un reino con el corazón destrozado. El potente olor de esa alfombra de flores sigue vivo en mi memoria.